Sábado, 13 de Agosto 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Tren Maya, nuevo frente contra EU

Por: Jaime Barrera

Tren Maya, nuevo frente contra EU

Tren Maya, nuevo frente contra EU

Julio será sin duda el mes cuando más se tensó la relación del gobierno de México que encabeza Andrés Manuel López Obrador con el de Estados Unidos que lidera Joe Biden, del partido demócrata.

Ayer comenté aquí que luego de la visita del Presidente mexicano a Biden el pasado martes 12 de julio, lejos de que hubiera señales de que esa reunión había servido para limar las asperezas provocadas por el desaire de López Obrador a la Cumbre de las Américas en protesta porque no se invitó a los presidentes de Cuba, Venezuela y Nicaragua, se habían registrado al menos dos episodios más de desencuentros que no venían bien para mejorar la relación bilateral.

Una fue por todo lo que vino luego de la captura por parte del gobierno mexicano del capo más buscado por la agencia antidrogas estadounidense (DEA, por su siglas en inglés), Rafael Caro Quintero, el viernes 15 de julio, por las diferentes versiones de si fue en el desayuno con Kamala Harris, la vicepresidente de Estados Unidos, donde habrían hablado de que la DEA tenía ya ubicado el paradero de Caro Quintero, y luego si había participado la agencia antidrogas en su detención, cosa que el Presidente negó rotundamente desde su mañanera, desmintiendo a la directora Anne Milgram, quien el mismo día de la detención señaló que habían colaborado para la detención de Caro Quintero, por el gran interés que tenían de no dejar impune el asesinato de su agente Enrique “Kiki” Camarena Salazar y su piloto Alfredo Avelar en 1985.

El otro caso fuente de diferendos es el tema energético, que el miércoles pasado escaló cuando la representación comercial de Estados Unidos y Canadá solicitaron consultas bajo el esquema del Acuerdo Comercial México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) para buscar resolver las diferencias en esta materia con México, a lo que López Obrador respondió a ritmo de “mira cómo estoy temblando” de Chico Che, tratando de minimizar la gravedad de estos litigios.

Como si esto fuera poco, ayer se sumó a la lista de reclamos del gobierno de la autollamada cuarta transformación a Estados Unidos el financiar a organizaciones ambientales que están en contra de las obras que realiza su administración, como su obra insignia que es el Tren Maya.

“Nunca los ambientalistas habían protestado, porque así como hay ambientalistas de verdad, serios, responsables, hay seudoambientalistas. Más que nada vividores, que están al servicio de grupo de intereses creados, incluso hay organizaciones ambientalistas que están financiadas por el gobierno de Estados Unidos”, soltó ayer en la mañanera.

El presidente abrió así un nuevo frente con el gobierno de Biden, al involucrar a su gobierno en las resistencias a esta obra por atentar contra la selva y los cenotes de la zona y por no tener los estudios de impacto ambiental que han cuestionado diversas voces, algunas de ellas a través de la campaña “Sálvame del Tren” y otras que han impugnado la obra ante tribunales que han ordenado parar la obra, pero que han sido desacatados por el Ejecutivo por un controvertido decreto que clasifica como de “seguridad nacional” la obra del Tren Maya.

jbarrera4r@gmail.com
 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones