Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 12 de Diciembre 2019
Ideas |

Tibias y peronés a la escalada de violencia 2019

Por: Jaime Barrera

Tibias y peronés a la escalada de violencia 2019

Tibias y peronés a la escalada de violencia 2019

Casi una veintena de casos en los últimos diez días nos hacen ver claramente que estamos frente a una nueva mutación delincuencial que agrava la imparable escalada de violencia que hemos padecido los últimos años y que a poco más de un mes de que termine el 2019, los homicidios en Jalisco ya superaron a la cifra récord del año pasado, al ampliar los dos mil 418 registrados en el 2018.

Vamos, pues, de mal en peor.

Esta nueva modalidad de violencia consiste en soltar a mujeres y hombres tras ser privados de su libertad, con claras señales de tortura, pero ahora con la sádica señal de fracturas expuestas en sus piernas.

Estos casos de atención urgente, de tibias y peronés rotos a batazos o marrazos, según han confesado las víctimas, empezaron a llegar a puestos de socorro de Tlajomulco, Zapopan y Guadalajara, luego del hallazgo de una finca en Toluquilla, en la que elementos de la Guardia Nacional detuvieron a 15 personas, que tenían a ocho víctimas privadas de su libertad. En ese operativo se decomisaron también armas de grueso calibre, balas y entre otros pertrechos militares, se hallaron también herramientas contundentes como marros.

Se trata, pues, de una vuelta de tuerca más a la crisis de violencia e inseguridad. Un nuevo punto de inflexión delincuencial al alza que se suma a las otras expresiones del hampa que han ido apareciendo y eslabonando como una cadena de terror en lo que va del año en nuestra entidad.

Primero fueron las llamadas casas del terror, donde se priva de la libertad, se tortura y se mata. Donde empezaron a aparecer y hacerse comunes los hallazgos de bolsas negras con cuerpos mutilados que han sobresaturado aún más el trabajo de los peritos en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, donde se desbordan los cadáveres; vino luego una racha de asesinatos de taxistas; los ataques orquestados y simultáneos a personal de la Fiscalía y mandos policiales que han dejado saldo de al menos 15 uniformados caídos en este año; la ola de hallazgos de fosas clandestinas que ya superan las 30 y en las que se han encontrado casi 200 cadáveres: y ahora el caso de los quebrapiernas.

Por eso, a la larga lista de pendientes y tareas incumplidas que tiene la coordinación del gabinete de seguridad estatal, cuyos operativos han sido incapaces para detener o acotar las movilizaciones delincuenciales en la ciudad que necesariamente se deben dar para que aparezcan todas estas expresiones de violencia e inseguridad; así como los prácticamente nulos resultados que han tenido sus investigaciones para esclarecer los casos y dar con los responsables para parar las masacres, se suma ahora el reto de descubrir quién está detrás de las fracturas de tibias y peronés y desde luego detener su incidencia.

Lo dicho ayer, la sentencia de Alejandro Martí, debe estar presente ante esta inocultable descomposición social.

jbarrera4r@gmail.com
 

Temas

Lee También