Sábado, 10 de Abril 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Tenemos un campo ganador, pese a la falta de apoyos

Por: Enrique Quintana

Tenemos un campo ganador, pese a la falta de apoyos

Tenemos un campo ganador, pese a la falta de apoyos

La semana pasada, el Inegi dio a conocer de manera oficial los resultados económicos de 2020, y tal vez para sorpresa de muchos, nos encontramos que el único sector de la economía que tuvo un desempeño positivo fue el agropecuario.

El crecimiento de su producto fue de 1.9 por ciento a nivel nacional, lo que contrasta con una caída de 10 por ciento en la industria y 8 por ciento en el comercio y los servicios.

Además, si nos enfocamos específicamente al sector agropecuario exportador, nos encontramos con que el año pasado logró un alza de 4.7 por ciento que ya la quisieran otros sectores.

Esto refleja el gran éxito que tienen los agricultores y los ganaderos mexicanos que se han modernizado y que producen ya no solamente para el mercado doméstico sino también para incursionar en el exterior.

2021 comienza con un tropezón en los volúmenes de exportación que registraron una caída de 12 por ciento respecto a enero de 2020, pero es algo que no marcará tendencia. Todo indica que en este año veremos nuevamente una fuerte recuperación del sector.

Además, también comenzamos con un buen augurio, pues la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USTIC, por sus siglas en inglés) determinó que las exportaciones mexicanas de berries no dañan a los productores norteamericanos.

En 2020, Jalisco reafirmó su liderazgo nacional en diferentes rubros, como el huevo y la carne de cerdo en el ámbito pecuario mientras que en la agricultura destacó el maíz blanco así como el forrajero, además de una buena variedad de frutas.

Con ese perfil productivo, las perspectivas de 2021, en las que se estima un crecimiento de alrededor de 2 por ciento en el PIB agropecuario, permitirán que el sector sea con mucho el que mejor haya sorteado la crisis de la pandemia, pues tanto la industria como los servicios terminarán el 2021 por debajo de los niveles que tenían antes de la pandemia.

El impulso productivo no vendrá sólo de las exportaciones.

Como resultado de la pandemia y la crisis que ha seguido, se ha presentado una reestructuración del gasto de los hogares ante una pérdida de ingresos.

La reducción de los empleos ha conducido a que mermen las entradas monetarias de muchas familias y eso ha llevado a que tenga que prescindirse de la compra de bienes de consumo duraderos y encontraste se haya puesto énfasis en los productos básicos, como son los alimentos y bebidas.

El proceso de recuperación que vivirá la economía mexicana este año permite anticipar un crecimiento de los volúmenes de alimentos que se consumen en tanto que la recuperación del gasto del consumidor en Estados Unidos y otros países también serán un motor para las exportaciones mexicanas y especialmente para las del Estado de Jalisco.

Lo lamentable es que, como en otros sectores de la economía, nuestro país no esté aprovechando este impulso con programas de apoyo a los productores.

Es irónico que en México nos beneficiaremos más del programa del presidente Biden que fue aprobado este fin de semana que de los inexistentes apoyos productivos de nuestro gobierno federal.
 

Temas

Lee También