/contenidos/2018/03/07/noticia_0015.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 25 de Junio 2018

Ideas

Ideas |

Siempre será un referente

Por: Xavier Toscano G. de Quevedo

Siempre será un referente

Siempre será un referente

Siempre se gastan palabras de más, es muy común escuchar grandes elogios, por simple conveniencia o para obtener algún provecho. Es éste un ejercicio muy utilizado durante los miles de años que abarca ya la historia de la humanidad, pero al final invariablemente emergerá siempre la verdad, mostrándose lo evidente.

Nuestro Espectáculo Taurino no es, ni tiene por qué serlo, ajeno a este procedimiento o conducta de algunas personas, en las que vemos con que libertinaje viven utilizando frases de enaltecimientos y elogios, que al final nunca conducen a nada. Así, la palabra “figura” en voces de ellos, se escucha como un eco vano y ocioso que únicamente rebota en las paredes hasta que finalmente queda  desvanecida.  

¡Aaaaaay, cuánta palabrería inadmisible! – Nefasto, pero!!!! Es tan común leer: “En el cartel estarán las figuras”, o de igual forma, “Nuestra primera figura de México”, y resulta que “las figuras” no existen, no las hay, y el resultado a las exageraciones se reflejan en la escasa e irrisoria asistencia de público en todas las plazas de nuestro país, cundo son anunciadas.  

Así que, sin darle muchas vueltas y haciendo caso omiso a tantas charlatanerías mercenarias, las “auténticas” figuras del toreo —y puntualicé la palabra auténticas— son aquellos personajes capaces de soliviantar la máxima atención de los públicos, y que con su sola presencia en un cartel, movilizan a millares de personas de los rincones del planeta de los toros, para asistir a las plazas en la que ellos son anunciados.  

En estos primeros días de marzo contamos con la información completa de las ferias con las que se abre año con año el calendario taurino en España; Feria de La Magdalena en Castellón, Feria de Fallas en Valencia, Feria de Abril Sevillana y la más importe del orbe taurómaco, “San Isidro en Madrid”. En todas ellas se darán tardes en las que sí se leen los nombres de figuras, pero una vez más continúa sin aparecer el nombre de ¡“la gran figura”!

Él es nuestro punto de referencia o analogía de “las Figuras”, es el torero de Galapagar, es José Tomás, Genuina Figura de nuestra fiesta, él sí es capaz de remover y agitar a todos los aficionados del planeta de los toros únicamente con su sola presencia, y no nada más cuando “decide” actuar en una plaza de toros, él invariablemente si lo decide, provoca conmoción.

¿Qué el torero de Galapagar es un personaje mediático? Sí, sí los es ¿Y? —¡Cuántos quisieran ser como él!— ¡Cuántos han soñado el poder actuar a su lado! Y seguramente nunca, jamás ni en sueños lo conseguirán, pero de estos, algunos también se creen “figuras” ¡Vaya, qué ilusos y fantasiosos! Y es que siempre deberían tener presente —aunque les cueste trabajo entenderlo— que en nuestro sorprendente y emblemático Espectáculo Taurino, son muy contadas las verdaderas “figuras”, y para ser más exactos los “auténticos mitos”. Posición que inequívocamente otorgan nada más los aficionados y el público —jamás los tracistas mercenarios de la exageración— a los personajes que han alcanzado el escalafón óptimo de la indiscutible autoridad y jerarquía dentro y fuera de los ruedos.

Han pasado ya algunos años cuando José Tomás en una de sus muy limitadas apariciones ante los medios exteriorizó: “Ante el toro hay que ponerse de verdad para que así nazca el arte”. Así de breves, pero contundentes, son y han sido siempre sus observaciones. Frases cortas, pero meditadas, que nos indican que así, y solamente así, es como se consigue la verdad en nuestra fiesta, así, y solamente así se produce la magia y resurge la grandiosidad. Condiciones que seguramente para muchos que se conceptúan como “¿figuras?” les será materialmente irrealizable.     

Sin embargo, lo que siempre e inequívocamente deberemos puntualizar, es que únicamente se logrará llegar al éxito cuando se lidien auténticos toros. Es en definitiva la única verdad axiomática dentro del espectáculo, y se alcanzará el día en que esté presente en todos los ruedos del mundo su Majestad, El Toro Bravo.

Temas

Lee También

Comentarios