Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 20 de Julio 2018

Ideas

Ideas | De poder a poder

¿Qué hacemos con los ladrones?

Por: Cuauhtémoc Cisneros Madrid

¿Qué hacemos con los ladrones?

¿Qué hacemos con los ladrones?

La mera verdad, ya ni los policías, ni las autoridades correspondientes saben qué hacer o cómo hacer para desactivar todas las bandas delincuenciales que pululan prácticamente en toda la Zona Metropolitana de Guadalajara, y si ellos no saben y no pueden protegernos, quiere decir que los ciudadanos nos hemos tardado y tenemos que tomar las providencias necesarias por nuestra cuenta para no permitir que éstos cobardes ladrones sigan abusando de mujeres, hombres y hasta niños en las calles de nuestro barrio, colonia y hasta en pleno centro de la ciudad.

Mientras que los buenos deseos –ya sea reales, protocolarios o publicitarios– se leen y escuchan en todas las redes sociales, radio, TV, espectaculares y todos los medios impresos, así como en reuniones formales o informales, los ladrones permanecen al acecho y hacen de las suyas, sin que policía alguno actúe, ni ciudadano se solidarice, por el justo temor de que los cobardes que arrebatan a otros el producto de su trabajo, porten algún tipo de arma y la puedan accionar en su contra.

Es verdad que existen algunas zonas por las cuales a cada rato se ve circular a patrullas con las farolas encendidas, tratando de inhibir a los ladrones, empero, éstos seguramente son producto de una especie en la cual además de haber sido mal paridos, tampoco recibieron la educación, ni valores necesarios para ponerse a trabajar y respetar lo que no es suyo.

La impotencia, coraje y desesperación hace presa de las personas que han sido asaltadas, hasta el grado de maldecir a ladrones y autoridades que no ponen un hasta aquí a tan despreciables sujetos (con derechos humanos de por medio o sin ellos), pues quien no respeta los derechos y la propiedad y ajena, no debiera recibir más de que el mismo trato.  Hoy en día, los comentarios de “cajón” son en el sentido de saber si no has sido asaltado –cual si fuera competencia, moda o algún tipo de fiebre maligna–, o a cuántos parientes, conocidos y vecinos sabes que han sido presa de tan bajos seres.

Pero todo eso es “pecata minuta”, pues los asesinatos también están a la orden del día, y el sufrimiento causado a quienes les sobreviven es indescriptible e irreparable. Es tiempo de preguntarnos si la cárcel es la mejor solución para los poquísimos que se logra procesar.

Apunte

Qué tristeza tener que tratar este tema en fechas tan simbólicas, sin embargo, la vida sigue y quienes aquí estamos debemos de procurar ser respetuosos de la vida y la propiedad ajena, enseñarle a nuestros hijos, sobrinos, nietos y a todo aquél a quien amemos, pues el sólo desear buenas nuevas, abona poco a nuestra realidad.

Estoy convencido de que con organización, decisión y estrategias adecuadas, los menos, no pueden ganarnos la batalla.

Temas

  • Seguridad

Lee También

Comentarios