Domingo, 14 de Abril 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Perspectivas

Por: Jaime Gallardo

Perspectivas

Perspectivas

Pasar del “cielo al suelo” o de lo “sublime a lo ridículo” en un santiamén es algo que ha acompañado al futbol mexicano. Esta peculiaridad ha evolucionado, por desgracia o por fortuna. Para explicarlo mejor, el actual torneo va a la mitad y en este tiempo en la opinión pública se ha enmarcado lo anterior. 

Tras las primeras jornadas, algunos concluían que América y Tigres irremediablemente volverían a ser los protagonistas para disputar el título; de manera casi simultánea se prodigaban críticas para Cruz Azul y Monterrey. A los Cementeros se les cuestionaba al entrenador, Martín Anselmi, y al director deportivo, Iván Alonso, sobre su pasado en la Liga MX; a los Rayados su propia afición los abucheó tras empatar con Querétaro en la Fecha 4, que en realidad fue la tres, porque la Liga MX tiene “otros datos” a los de Pitágoras y el 4 va antes del 3 y el 9 antes del 8. 

Después, cuando Chivas anunció el regreso del “Chicharito”, el Guadalajara, que de por si tiene la mayor caja de resonancia de la Liga, explotó hasta el infinito y más allá, con enorme expectativa de los alcances que el Rebaño podría  tener con el aporte de Javier. 

“El tiempo pasa”, cantaba el gran Antonio Aguilar en  la canción Triste Recuerdo y así, jornadas después las cosas cambiaron: el Cruz Azul fue a la alza colocándole la etiqueta de próximo campeón, siendo lo más parecido al Manchester City de estas tierras.

América y Tigres, según esto, se “infectaron” del virus de la campeonitis y subcampeonitis, respectivamente.

El Guadalajara tomó vuelo después de empatar con Xolos, pero posteriormente empató con Mazatlán en un partido que ganaba con comodidad 2-0 y cayó con Necaxa, resultados que causaron que se  generaran dudas.

El sábado, ese mismo “dudoso” Rebaño tuvo una noche redonda ante los Pumas, con una manifiesta superioridad en la cancha y el marcador, recordando aquel famoso desplegado de Jorge Vergara: “Nos pareció ver un lindo gatito”.

Las condiciones permitieron que a la fiesta no le hiciera falta nada con el debut del “Chicharito”, causando el delirio de los Chivahermanos.

En el Azteca, el “emproblemado” América le puso un “estate quieto” al elogiado Cruz Azul.

“Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre”. En aras de los likes, rating, followers… se dicen cosas que marchan en sentido contrario de la objetividad y la mesura, buenos consejeros para evitar desencantos y frustraciones por lo que se creía y lo que terminó siendo.

Los aficionados tienen todo el derecho a creer que su equipo es el mejor del mundo mundial, pero dejándose impregnar por lo que se lee y se escucha en comentarios desproporcionados, corren el riesgo toparse con la realidad.

Que no se olvide que no hay equipos invencibles, que el rival por inferior que parezca también cuenta, que una mala tarde la tienen todos y que, especialmente en la Liga MX, cualquiera le puede ganar a cualquiera.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones