Sábado, 31 de Julio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Nueva pugna por los minisalarios

Por: Jaime Barrera

Nueva pugna por los minisalarios

Nueva pugna por los minisalarios

Por tercer año consecutivo, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) en lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador acordó un nuevo aumento a los salarios mínimos de dos dígitos, y estableció, por primera vez en la historia, minisalarios especiales para trabajadoras del hogar y para jornaleros agrícolas, a los que se otorgaron aumentos de 25 y 30 por ciento, respectivamente.

Tras el incremento histórico del 20 por ciento a los salarios mínimos del año pasado, cuando pasó de 102.68 a 123.22 pesos diarios, y el que se dio en 2019, del 16 por ciento, con el autorizado el miércoles pasado se llega a un aumento récord de los minisalarios de 51 por ciento en apenas tres años, algo que no se daba desde hace 40 años en México.

Con este aumento, resaltó la Conasami, México remonta ocho posiciones a nivel internacional y se coloca en el lugar 76 de 135 países en el ranking descendente de los que más pagan en los salarios mínimos. El objetivo de la 4T es que, al final del sexenio, México se ubique en los primeros 60 países con mejores minisalarios.

Sin duda, la buena noticia es que esta decisión contribuye a sacar a nuestro país del grupo donde peor se paga a los asalariados como pasó en las últimas cuatro décadas, que el poder adquisitivo de este ingreso bajara un 73 por ciento debido a la relación perversa de muchos empresarios voraces con el sindicalismo sumiso y corrupto que siempre ha reinado en México.

La mala noticia es que, a diferencia del año pasado, que se dio por consenso entre todos los integrantes de la Conasami (que reune a la representación empresarial, sindical y gubernamental), esta vez no hubo acuerdo con las organizaciones de la iniciativa privada, que argumentando los efectos económicos de la pandemia del coronavirus plantearon que el incremento de los minisalarios para el 2021 quedará en 10 por ciento, y que en todo caso, el 5 por ciento restante lo aportara el gobierno federal como apoyo a las empresas y trabajadores, y para compensar el hecho de que no se hayan destinado recursos a las empresas para amortiguar los efectos de emergencia sanitaria.

Por eso, el tema de los salarios mínimos se convirtió en otro motivo de choque en la de por sí ya tensa relación de AMLO con los organismos empresariales. Ayer fue un día de cruce de señalamientos. Mientras AMLO los llamo “insensatos” y “exagerados” por asegurar que el aumento provocará pérdida de empleos e inflación, desde el Consejo Coordinador Empresarial y la Coparmex le reprocharon que su gobierno no haya tenido la prudencia para ponderar que no se podía dar un incremento así en medio de la crisis de salud que vive el país, e incluso lo responsabilizaron de un eventual crecimiento del desempleo en México.

Lo cierto es que con el aumento del 15 por ciento, los minisalarios pasarán de 123.22 a 141.70 diarios, y en la zona libre de la Frontera Norte de 185.56 a 213.39, y con eso se llegará a un ingreso mínimo mensual de cuatro mil 251 pesos, que aunque rebasa los tres mil 150 que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) marca como mínimo para alcanzar la línea de bienestar individual, aún está lejos de los 11 mil 500 pesos que el mismo Coneval establece como ingreso mensual mínimo de una familia de cuatro personas para alcanzar esa línea de bienestar. Más aún si tomamos en cuenta que, según el Inegi, el promedio de aportantes en los hogares mexicanos que tienen un empleo formal apenas es de 1.7.

jbarrerar@gmail.com

Temas

Lee También