Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 14 de Agosto 2018

Ideas

Ideas |

Meditaciones para después

Por: Carlos Enrigue

Meditaciones para después

Meditaciones para después

Coincidirá conmigo mi solitario lector en que hay fechas en que quiera usted o no lo que toca hacer es revisar nuestra vida, lo ideal es que lo hagamos por voluntad propia, pero lo cierto es que al grueso del infelizaje, yo creo que influidos por  alegría de las fiestas navideñas, le da por ser, en sus mensajes a las redes, muy buena onda, cadenas milagrosas, oraciones larguísimas, que si fueron rezadas han de ser potentísimas y bueno, hasta con un “me gusta” en las redes; y todo eso está bien que cada quien se alegre, entristezca - publica o privadamente- con lo que quiera cada quien.

Lo que no coincido es con que la referida alegría, el mencionado entusiasmo y esa felicidad popular se pretenda que todos estén felices, hombre, que el que quiera estar alegre, pues, que bueno, me alegra que haya gente así, pero, de la misma manera defiendo que haya personas que no les causen alegría estas fiestas, que les choquen las reuniones del tema navideño, que les molesta asistir a las tiendas llenas de gentes y hasta el ser económico para regalar al prójimo .

Tras eso parece imponerse el realizar un análisis de lo realizado durante el pasado año - habrá de cuidarse- si así se decide de no convertir en mi opinión ese examen de nuestra conducta en una tortura , pero si a usted le gusta hacerlo a fondo pues hágalo.

Lo que a mi no me gusta es el tratar de convencer al resto de pobladores de pensar todo de forma idéntica recuerdo un verso de León Felipe que más o menos afirma que “Para cada hombre guarda un rayo de luz el sol y un camino virgen Dios” y eso nos debe de hacer respetuosos de lo que haga cada quien.

Personalmente, y como buen tragón que soy, a mí me encantan todas las comidas de la temporada, y es que si hay un sitio en el universo en el que se coma sabroso es el nuestro - no sé si será muy sano o no - pero delicioso si es y sería imposible describirlos, aún los más populares tienen la magia de quien las cocina; por mencionar uno: el pozole, yo le aseguro que de diez que pruebe casi la totalidad serán diferentes por algo. En días pasados asistí a una comida de amigos, en que todo estaba glorioso y solo en salsas había diez, que no podías perdértelas de manera que como buen gorrón salí del sitio con diez bolsas de salsa y vaya que había comido hasta ver la muerte de frente.

Por mi parte y tal y como lo he hecho durante los últimos veinte años he decidido obedecer lo que decía mi abuelo y proponerme cada año “fumar fuerte, beber fuerte, comer fuerte y esperar la muerte” y algo que nunca he hecho a pesar de habérmelo propuesto que es leer algo de Monsiváis.

Por tanto le deseo un año que mañana empieza lleno de logros y satisfacciones.

@carlosmorsa 

DR

Temas

Lee También

Comentarios