Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 18 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

Manuel Negrete y todos los significados de un gol

Por: Raúl Romero

Manuel Negrete y todos los significados de un gol

Manuel Negrete y todos los significados de un gol

La elección por votación popular del gol de Manuel Negrete ante Bulgaria en 1986 como el mejor en la historia de los Mundiales creó polémica y reavivó recuerdos, pero también ofrece una ocasión para notar el amplio impacto que pueden tener los sucesos deportivos.

El tanto del entonces jugador de Pumas ese 16 de junio de 1986 fue más que una bella anotación; fue un momento que significó la culminación y el punto de partida de fenómenos futbolísticos, pero también sociales.

La tijera de Negrete fue, en primer lugar, la apoteosis de la fiesta mexicana del balompié.

Las 115 mil personas congregadas en el Estadio Azteca improvisaron un carnaval luego de la victoria 2-0 en Octavos de Final ante Bulgaria, y muchas otras personas en otras ciudades de todo el país hicieron lo mismo.

El vuelo de Negrete le dio a los mexicanos motivos para gritar y sonreír, para sacudirse de encima por unos momentos ansiedades y preocupaciones que no escaseaban en ese 1986.

Ni siquiera un año antes, un terremoto había devastado esa misma ciudad que vibró con la victoria ante Bulgaria. Muchas de las personas que se alzaron y saltaron para festejar la primera anotación del partido habían perdido recientemente bienes personales e incluso seres queridos.

En ese 1986 también se sacudían las placas tectónicas de la economía. Las reservas de divisas habían caído a un nivel peligroso, el peso entró en caída libre y el país registró un crecimiento negativo ese año. No es casualidad que entre los aficionados que por un momento lanzaron sus problemas al viento tras la anotación de Negrete, también se encontraba el presidente en turno, Miguel de la Madrid Hurtado.

A mitad de los años ochenta, los delanteros mexicanos volaban, o al menos así lo percibía el mundo, gracias a las proezas de Hugo Sánchez. Si bien “Hugol” pasó inadvertido en 1986, Negrete le dio al mundo las acrobacias que esperaban, creando una escena imprescindible en la personalidad de los futbolistas mexicanos.

El gol ante Bulgaria significó la joya de una de las mejores actuaciones de México en Mundiales, junto a la de 1970. El Tri terminó en sexto lugar luego de caer 4-1 en penaltis ante Alemania. Negrete, por cierto, fue el único jugador mexicano que no falló desde los 11 pasos.

Esa anotación también dio notoriedad al zurdo de Pumas y significó el boleto que lo proyectó al extranjero. Para medir el asombro que generó, basta recordar que el mediocampista fue convocado al juego de estrellas posterior a la justa mundialista, para representar a América junto a jugadores como Maradona o Falcao.

Luego del Mundial el futbolista nativo de Acapulco jugó con el Sporting de Lisboa y con el Sporting de Gijón de España, aunque sin demasiada fortuna, convirtiéndose en uno de los pioneros de la legión de jugadores mexicanos en Europa que todavía tardaría muchos años en consolidarse y dar frutos.

Finalmente, la belleza de ese gol y el reconocimiento que ha recibido son un retazo de gloria, una mínima consolación para un país que ha amado tanto un torneo en el que ha ganado tan poco.

Temas

Lee También

Comentarios