Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 16 de Noviembre 2018
Ideas |

MC y la defensa del federalismo

Por: Diego Petersen

MC y la defensa del federalismo

MC y la defensa del federalismo

En lo que fue interpretado como un cierre de filas en torno al Gobierno que encabezará Enrique Alfaro en Jalisco, los diputados y senadores de su partido, Movimiento Ciudadano, salieron a manifestar su apoyo al gobernador y en defensa del federalismo.

¿Qué entienden por defensa del federalismo los diputados naranjas? A juzgar por sus declaraciones simple y sencillamente el rechazo a los coordinadores de delegaciones de López Obrador y la búsqueda de más presupuesto federal para Jalisco. Ambas cosas están muy bien, pero el federalismo es mucho más que eso.

¿Realmente queremos ser una república federal y nosotros un Estado independiente en una república federal? La pregunta no es retórica. El federalismo tiene muchas virtudes políticas y más aún para los políticos que quieren tomar decisiones propias, pero también implica una serie de condiciones y apuestas que la mayoría de ellos no están dispuestos a asumir. De entrada, hacerse cargo de sus finanzas, es decir, usar los atributos que les da el pacto federal para cobrar impuestos y administrarlos. Los gobiernos municipales, por ejemplo, podrían tener una política de predial mucho más equitativa y acorde con las necesidades de la ciudad, pero ello implica un gran desgaste con los ciudadanos y siempre resulta más atractivo y fácil ir a pedir dinero a la Federación y al Estado. Los gobernadores también podrían, por ejemplo, tener un IVA diferenciado o imponer un impuesto ambiental sustituto de la tenencia. Eso les daría una libertad financiera muy importante, con un riesgo político mucho mayor.

La apuesta por el federalismo es un buen discurso; llevarlo a la práctica implica tomar decisiones que no necesariamente serán aplaudidas por los electores

Los estados pueden tener políticas de seguridad propias, pero prefieren alinearse a la política federal, entre otras cosas para tener a quién echarle la culpa cuando todo falla. Los estados tienen universidades autónomas, pero dependen en gran medida del presupuesto de la Federación. Hay un margen importante de toma de decisiones en materia educativa, pero ningún Estado toma en sus manos el reto. Hoy tenemos un sistema federal que aún siendo estrecho le queda grande a los estados.

La apuesta por el federalismo es un buen discurso; llevarlo a la práctica implica tomar decisiones que no necesariamente serán aplaudidas por los electores. Jalisco puede ponerse el frente de esta batalla por el nuevo federalismo, no solo por su historia y su situación política actual, pero es una decisión que nos implica a todos, no solo a la clase política y menos aún a la bancada de un partido.

México requiere un nuevo pacto federal, sí, con estados más autónomos, pero sobre todo más responsables de sus finanzas, de sus habitantes y de su aporte al país. 

(diego.petersen@informador.com.mx)
 

Temas

Lee También

Comentarios