Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

La tentación de los candidatos

Por: Luis Ernesto Salomón

La tentación de los candidatos

La tentación de los candidatos

Ildefonso Guajardo deslizó un mensaje en Acapulco: es posible que tengamos un acuerdo sobre la negociación del TLCAN antes de las elecciones. Jugó además con la idea de que “si no le bajan el sueldo” podría quedarse a colaborar con la nueva administración. Por otra parte la exclusión de Canadá y México de los aranceles anunciados por la administración estadounidense al acero y al aluminio, es un signo de avances en las conversaciones. El viaje de Kushner a Ciudad de México hace unos días y el anuncio de que Donald Trump estaría en Lima en abril, son signos que apuntan a que se estaría preparando un anuncio de entendimiento en las próximas semanas. El cuidado con el cual todos los candidatos a la Presidencia han tratado el tema habla también de una labor política que avanza para evitar que la campaña electoral descarrile las negociaciones. Es claro que por razones de estado la información con respecto a los temas que se negocian más allá de los meramente comerciales, como los militares, de seguridad interna y migración se mantengan en un círculo muy restringido, y que en momento dado incluya a los candidatos a la Presidencia.

La agenda de la discusión electoral se ha centrado en el combate a la corrupción y la agitación del mal humor social, y se ha logrado, afortunadamente, hasta ahora, mantener al margen el tema de la relación con Estados Unidos, que constituye uno de los asuntos más delicados a los que se enfrenta al país. Si como parece, se prepara un acuerdo de entendimiento del TLCAN para antes de la elección, es esencial que sus términos sean conocidos por los candidatos y que se establezcan las bases de los pasos a seguir luego de la elección. Sería ingenuo pensar que el presidente electo simplemente asuma lo acordado por la administración saliente. Lo lógico es que quiera imprimir un sello propio antes de la aprobación definitiva por el Senado.

Los acuerdos que resultan más delicados no son los más visibles, por lo cual ha comenzado la hora de la verdad para los candidatos con posibilidades de triunfo. Hasta ahora la administración del Presidente Peña ha tenido el espacio para avanzar, pero cada día ese ámbito se reduce y se verá obligado a compartir los hitos más relevantes en los asuntos diplomáticos, económicos y de seguridad nacional. Será una prueba de responsabilidad de los candidatos y sus equipos.

Aunque formalmente aun no inicia la campaña electoral, cada día resulta más importante que la posición en la narrativa electoral mantenga los canales abiertos para la comunicación estratégica respecto de lo que puede ser el primer gran acontecimiento del próximo Presidente: la suscripción o la terminación del mayor tratado de libre comercio del planeta. Un hecho que marcará, se quiera o no, a la próxima administración y del que depende en gran medida la capacidad de crecimiento económico del país.

Imaginar un escenario de mayor desorden institucional sin haber encaminado en una acción de estado, todos los actores políticos, una negociación con nuestros vecinos, puede luego ser mucho más costoso. Esperemos que emerja la estatura de hombres de estado del Presidente Peña Nieto, de Anaya, Meade y López Obrador, y resistan a la tentación. Sea cual sea el resultado electoral es esencial mantener la solidez constitucional y que los acuerdos sean debidamente respetados aquí para tener una posición sólida en el exterior. La debilidad interna luego de la elección no conviene a nadie.

Temas

Lee También

Comentarios