Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 10 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

La maldición de la Línea 3 del Tren Ligero

Por: Jorge O. Navarro

La maldición de la Línea 3 del Tren Ligero

La maldición de la Línea 3 del Tren Ligero

¿Qué maldición pesa sobre Jalisco y su pésima movilidad urbana, que en más de 25 años no ha sido posible aplicar un proyecto concreto que permita mejorarla? Este 19 de noviembre el gobernador electo, Enrique Alfaro Ramírez, reveló en su cuenta de Facebook lo que durante meses fue una sospecha: la Línea 3 del Tren Ligero tiene defectos de fabricación.

Van dos recuerdos que permiten contabilizar lo poco que se ha hecho durante los últimos cuatro sexenios en materia de movilidad:

1. Cuando fue gobernador Alberto Cárdenas, el primer panista en llegar a Casa Jalisco, se negoció e invirtió dinero público en la primera renovación total del transporte público. Toda una novedad en la segunda capital más importante del país, contaminada por sus camiones y su parque vehicular.

2. Cuando gobernó el último panista, Emilio González Márquez, se intentó concretar una red de transporte articulado que quedó en una sola línea, la del Macrobús en la Calzada Independencia y Avenida Gobernador Luis Curiel. Fue en ese paréntesis que la sociedad se levantó, literalmente, contra ese proyecto de transporte y se abrió la puerta para el regreso del PRI al poder, tras el castigo que los jaliscienses aplicaron a los panistas en las urnas.

Al ganar Aristóteles Sandoval las elecciones hace seis años, justo la movilidad fue uno de sus ejes de Gobierno. Enrique Peña Nieto, el candidato ganador en la elección presidencial, hizo campaña en Guadalajara y se comprometió a aportar los recursos para la anhelada Línea 3… y en eso hemos estado durante años, sobrellevando obras, cierres viales, un terrible tránsito vehicular y una lenta aplicación de la Ruta-Empresa que debería, a estas alturas, haber sustituido por completo el esquema hombre-camión.

Enrique Alfaro, sin dar más información (¿existe un estudio, se trata de una filtración de información?) detalla en un texto que titula “5 preguntas al Presidente Peña Nieto”, que elementos denominados “neoprenos” deberán ser cambiados en todo el viaducto de la Línea 3. ¿Qué son los neoprenos? Los “que sirven como amortiguadores”, y “evitan las vibraciones entre columnas y trabes”. ¿Qué ocurrió? Según la denuncia del gobernador electo, “fallaron y tendrán que ser reemplazados”.

Y estallan en este punto preguntas y sospechas: ¿Cuánto va a costar esto y cuánto tiempo va a tomar, dado que hay que mover TODAS las trabes? ¿Por qué no lo informó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes? ¿Habrá sanciones? ¿La empresa responsable, “Neoprenos Moldeados S.A. de C.V.” es la misma que suministró este equipamiento en las obras del tren México - Toluca, lo que implica un posible contrato irregular? Para rematar, el próximo mandatario manifiesta el temor de que la obra más importante del sexenio de Aristóteles Sandoval presente más fallas y lo que es peor, ponga en riesgo a las decenas de miles de personas que la utilizarán todos los días… cuando finalmente sea inaugurada.

“Me parece un engaño al pueblo de Jalisco venir a entregar una obra como terminada” dice Alfaro Ramírez, “sabiendo que lo que van a dejar es un problema”.

¿Responderá el Presidente Peña Nieto? ¿Algo dirá el gobernador Sandoval?

¿A poco no parece una maldición?

Temas

Lee También

Comentarios