Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 20 de Julio 2018

Ideas

Ideas |

Juego de Tronos región 4

Por: Diego Petersen

Juego de Tronos región 4

Juego de Tronos región 4

Y como el gobernador habló bien de Zamora todos lo interpretaron como un destape. Si eso pasó en México con el candidato a la Presidencia de la República, por qué no habría de ocurrir en Jalisco. El juego, aunque simple, pues es de pocas reglas, es más complejo en lo que significa.

Hablar bien de Zamora le dio al gobernador oportunidad de dos cosas: por un lado, de hacer sentir como que era él quien lo destapaba. Para los políticos lo más importante es hacer creer, pues el poder deriva en gran medida de que los otros crean que tú tienes el poder. Por eso nuestros políticos son tan insoportablemente presuntuosos, porque tienen que hacer sentir a los demás que efectivamente mandan y son poderosos. Por eso fuman puros caros, se compran ropa cara, aunque sea de mal gusto, son los más gastalones en los restaurantes (Cruces Mada sabe algo de eso) y llegan tarde a los eventos, para que todos sepan que al fin llegó el que manda. Son los cánones del poder, sea político, empresarial, familiar o hasta eclesiástico. El cardenal Juan Sandoval presumía, entre bromas y veras, que él nunca había llegado tarde a misa, “porque la misa comienza cuando llego yo”.  El gobernador será sin duda una de las opiniones más importantes en la designación del candidato del PRI, pero para nada es la única y ni siquiera la más importante. Hoy hay un candidato a la Presidencia con un poder ascendente que pesará mucho más que el propio gobernador, que el presidente del partido e incluso que el Presidente saliente, pero todos juegan y entre todos adivinan el pensamiento de las bases que asumirán gustosas la decisión.

Mientras Arturo Zamora no decida si va o no va tiene al partido en Jalisco y al gobernador absolutamente paralizados en términos políticos

Pero me temo que las verdaderas razones de las declaraciones del gobernador están en otra parte. Mientras Arturo Zamora no decida si va o no va tiene al partido en Jalisco y al gobernador absolutamente paralizados en términos políticos; es él quien trae el control de los tiempos. Con esta declaración lo que está buscando Aristóteles es que Zamora se defina, pero una vez más el senador no mordió el anzuelo, pues a él con salir en la foto al lado del candidato Meade le basta para mostrar un poder que ningún otro político de Jalisco tiene.

En unos días más, máximo en una semana o dos, este dilema se habrá resuelto, y la verdad es que a los mortales nos da lo mismo, pero no a ellos, no a los que están involucrados en el Juego de Tronos Región 4. 

Temas

Lee También

Comentarios