Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 20 de Agosto 2018

Ideas

Ideas |

Humildad vs. soberbia

Por: El Informador

Humildad vs. soberbia

Humildad vs. soberbia

• Esta semana
• Razón y Acción.com.mx opina

Dicen, quienes más le conocen, que el principal enemigo del eterno candidato, Andrés Manuel López Obrador, es él mismo. Y con sobrada razón lo afirman, pues en cada una de sus ya tres “campañas presidenciales”, más que de experiencia, ha dado muestra creciente de: 1. su irónica habilidad contradictoria; 2. su recalcitrante afán de soluciones simplistas, a cualquier nivel de problemas, sin el menor interés por investigar su viabilidad… y peor aún: 3. su inaudita soberbia; al proclamar de facto, la falsedad o equivocación ajena, si se aparta un ápice de lo que él considera –en ese momento– como “Su Verdad”.

La primera cualidad del verdadero líder, es la Humildad manifiesta en “su espíritu de servicio”. Sin humildad, podrá ser jefe, director, presidente, o cualquier otro cargo de “autoridad” impuesta; pero jamás un líder auténtico. Y a Andrés Manuel, por mucho que trate de aparentarla en su afán mesiánico; en el reparto de cualidades, la humildad, se la quedaron a deber.

Y si en términos de Liderazgo, su validez implica alejarse de la Soberbia; en política, para evolucionar al nivel de Estadista, es imprescindible la práctica de la Grandeza.

Un estadista como Churchill, supo descubrir su valor auténtico: “El precio de la Grandeza es la Responsabilidad”. Así, con mayúscula ambas, porque para adquirir valor, deben tener nombre propio: un político llega a trascender con su obra, sólo si ha sabido ser responsable en la consecuencia de sus actos. Recordemos con sobrada admiración, a un Mandela.

Una frase de Kennedy, define también el fondo de dicho concepto: “La grandeza de un hombre está en relación directa a la evidencia de su fuerza moral”. Puesto que esa grandeza humana, no radica en el hecho de nunca haber caído, sino en haberse levantado siempre, y muy probablemente, cada vez, con mayor fortaleza.

Para decidir con inteligencia el próximo primero de julio, seguramente NO encontraremos a la persona perfecta para cada uno de los puestos a elegir… cuando menos, intentemos seleccionar a quien o quienes, menos se alejen de los conceptos ideales de Liderazgo y Grandeza.

Tengamos presente que, “Quien no muestra su decisión en las urnas, carece del derecho a criticar los resultados”.

Nacionalismo extremo, peligro mundial

La historia de Europa desde hacía varios siglos ha sido la lucha por trascender la miopía y pequeñez de los nacionalismos hoy caducos, hasta que los mismos se exacerbaron con el nazismo y los egoísmos de tantos estados nacionales y hubo de llegar ese continente (pero no exclusivamente él) a provocar las dos guerras mundiales, en esos nacionalismos retrógrados podemos incluir a Japón, La Unión Soviética y tantos otros países. Todo parecía que ya estaban totalmente superados los mismos, cuando ahora han surgido los movimientos reivindicatorios de un trasnochado nacionalismo, en países como Francia, Hungría, Inglaterra y ahora Estados Unidos con Trump, movimientos excluyentes y discriminatorios de todos aquellos que no pertenecen a la etnia considerada como originaria y que hablan de la supremacía blanca.

Stefan Zweig ya hablaba de ello en su gran libro El mundo de ayer, con un pesimismo que lo orilló a suicidarse seguro del triunfo del nazismo y la hecatombe europea que representaba el mismo. Ahora Cataluña y otros entornos semejantes están esforzándose por lograr una separación de los países de los que han formado parte durante siglos y el riesgo es la pulverización étnica y la exacerbación de los sentimientos discriminatorios, en un mundo donde la emigración se ha incrementado por lamentables conflictos que denigran a la raza humana. La Europa anterior a las nacionalidades se identificaba como la Cristiandad, por su filiación religiosa al catolicismo y todos vivían en paz y tranquilidad. Hoy el mundo debe cuidar ese sentido universalista de la convivencia pacífica, porque nada garantiza que no podamos recaer en ese espurio nacionalismo a que se ha referido el Senador McCain, con los desastres que conllevaría consigo.

Por Sergio López Rivera

REGIONES
¿Alguien ganó el debate del 22 de abril?

Con el primer debate, los electores pudieron escuchar, comparar, medir y evaluar propuestas de los candidatos. Ya decidirán quién haya sido el ganador. Por ahora, tan solo por haberse abierto el debate, son los electores, los que debieran haber ganado. Aunque sí hubo avances en comparación con los monólogos y agresiones de debates de otras elecciones, lo cierto es que los problemas de fondo de país y de su gente, apenas fueron mencionados por los intermediarios del escenario público de México que tomaron la palabra.

En esta ocasión, es importante que los candidatos hayan presentado compromisos que les interesan a los ciudadanos. Pero a la pregunta ¿quién ganó el debate?, se dan distintas opiniones: quizá ninguno. Entre otras cosas, se aprecia el discurso directo de Anaya, quien salió ileso; lo repetitivo de las iniciativas de López Obrador, quien soportó el embate de todos; que las propuestas de Meade, fueron deslucidas; de “El Bronco”, se mencionan sus dislates, y sobre Margarita Zavala, que le faltó aprovechar su condición de única mujer en la contienda. Sólo uno de ellos, ganará las elecciones.

Los temas: inseguridad, corrupción y democracia fueron tratados y captaron la atención del público ciudadano, sin que a los candidatos les fuera posible evitar la parte que les toca a cada una de sus organizaciones y partidos, de lo que respecta a los señalamientos, acusaciones y pendientes que subyacen sin atención entre las causas de los graves problemas del país. Aunque se esperaba que éste fuera “el debate crítico” decisivo, es posible que sólo cambió muy poco la escena electoral.

Por Margarita Camarena Luhrs

FILOSOFÍA COTIDIANA
La Castañeda

Si tuvo ocasión de conocer el México de la primera mitad del siglo pasado, lo mismo que si ha escuchado o leído algo de la historia capitalina: La Castañeda, es sinónimo de locura.

“La Castañeda fue el centro psiquiátrico más grande de México hasta la segunda mitad del siglo XX. Fue construido en los terrenos de una hacienda pulquera que llevaba el mismo nombre en el antiguo pueblo de Mixcoac, hoy Unidad Lomas de Plateros. La inauguración fue realizada por Porfirio Díaz en 1910, como parte de las obras conmemorativas, del Centenario de la Independencia de México, y su demolición se efectuó en 1968. Durante su período de funcionamiento, cuentan que el hospital dio atención a más de 60 mil pacientes. El Manicomio General de La Castañeda fue instituido con la doble función de hospital y asilo para la atención psiquiátrica de enfermos mentales de ambos sexos, de cualquier edad, nacionalidad y religión. Un objetivo secundario fue proporcionar enseñanza médica, mediante la participación de las clínicas de psiquiatría en sus pabellones”.

Si bien ya no existe dicho nosocomio, la alusión de enviar a alguien con tal destino, se interpreta como sinónimo irónico de locura, actuación absurda o –mínimo– debilidad mental. No pude evitar un obligado pensamiento sarcástico, y una espontánea carcajada, al recordar dicho parangón, cuando me enteraba de la integración del ex canciller Jorge Castañeda Gutman, al equipo de campaña del candidato Ricardo Anaya. Y me sonó precisamente irónico, y de locura, pues si mal no recuerdo, fue Castañeda –ahora en su labor de intelectual y comentócrata– uno de los primeros en declarar –palabras más, palabras menos– que no era lógico pensar que sus ingresos como presidente del PAN y diputado, le dieran a Anaya, para mantener su nivel de residencia familiar en Atlanta, y sus frecuentes viajes de convivencia.

Bueno, esos eran los tiempos de locura de Castañeda, quien conoce sobradamente del tema, pues también con frecuencia, mantiene un pie, a cada lado de la frontera. Seguramente, en su curso de inducción al equipo aludido, ya le explicaron satisfactoriamente, cómo, cuándo, dónde, porqué y de a cómo, las cifras aludidas, cuadran a la perfección.

Tiempos de campaña, vedas electorales, hartazgos políticos; locuras, indiscreciones e infinidad de temas alusivos, marcan senda directa, a un refugio temporal, en aquella señorial hacienda pulquera de La Castañeda, de diseño porfirista.

Por Uriel Eduardo Santana Soltero

MERCADOTECNIA
Tres en uno

Los mercados europeos, los Orientales y Americanos encabezados éstos por el Tratado de Libre Comercio guardan relación estable otorgando tranquilo panorama de optimismo; todo ello al margen de nuestro proceso electoral con vertientes inéditas determinantes con el voto  democrático del día primero de julio.

Las posibilidades de continuidad con solidez con Europa, como lo expresó el Presidente Peña Nieto en su viaje a Alemania con entrevista personal con la Ministra Angela Merkel, durante la apertura concertada para fortalecer las relaciones industriales y comerciales, que ya superan medio siglo.

Confianza y coordinación deberán vigilarse con cuidado para superar obstáculos y lograr  beneficios de estructura programada.

Dios nos guarde de la discordia.

Correo electrónico sicpm@informador.com.mx

Por Carlos Cortés Vázquez

Temas

Lee También

Comentarios