Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 17 de Agosto 2018
Ideas |

Desaparecidos y negligencia

Por: Laura Castro Golarte

Desaparecidos y negligencia

Desaparecidos y negligencia

La situación en torno a los desaparecidos en Jalisco no es nueva. Es cierto, desde el año pasado entró en operación la Fiscalía especializada en la materia pero lejos de significarse en una medida para mejorar, hasta ahora, no ha servido, de hecho, desde las primeras semanas de operación, la que fuera su primera titular denunció falta de recursos y de personal, así como dificultades para lograr la cooperación de empresas necesarias en estos casos, particularmente bancos y telefónicas; y a los dos meses renunció al parecer por motivos de salud.

En calidad de interino quedó Dante Haro, entonces fiscal de Derechos Humanos, pero en realidad la muy presumida por el gobernador, Fiscalía especializada en Personas Desaparecidas, que dizque a la vanguardia en el país y toda la cosa, estuvo acéfala hasta hace unos días, cuando al calor de la crisis por la desaparición de tres estudiantes de cine, manifestaciones y marchas exigiendo acciones a las autoridades, Aristóteles Sandoval nombró a alguien para que se haga cargo: José Raúl Rivera Rivera.

Esto fue apenas el lunes, poco antes de que venciera el plazo planteado por la sociedad civil activa y actuante en este tema… tanto el gobernador como el nuevo fiscal están en la mira de la sociedad.

El jueves, cuando se cumplió un mes de la desaparición de Javier Salomón Aceves Gastélum, Jesús Daniel Díaz García y Marco Francisco García Ávalos, hubo una marcha y manifestación, esta vez desde Chapultepec hasta Palacio de Gobierno, porque con nuevo fiscal y todo, pero sigue sin pasar nada. El jueves también se dio a conocer el hallazgo de lo que al parecer son cadáveres en una propiedad en Tonalá, pero el mismo Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses informó que no se pueden tener los resultados de inmediato, se referían a pruebas de ADN, así que llevará de dos a tres días. Es muy probable que hasta la próxima semana se sepa algo.

Es terrible, por donde se le vea es terrible. La situación es muy grave y dolorosa, son más de tres, son miles; uno que fuera es mucho y amerita una actuación expedita, eficiente y especializada. ¿Qué pasa en cambio? Se toman medidas reactivas que no garantizan absolutamente nada y no hay, ni siquiera una mención, a medidas de fondo para evitar más desapariciones.

Búsqueda y atención a víctimas es lo menos que les corresponde y lo están haciendo mal ¿pero qué hay de la prevención? ¿Qué, de las medidas para garantizar a las mamás que sus hijos volverán a casa? ¿Qué todos regresaremos? Justo ayer Marichuy, la que fuera aspirante a una candidatura independiente a la Presidencia de la República y que lamentablemente no lo logró, denunció la desaparición de dos comuneros de Villa Guerrero en la Zona Norte de Jalisco: Catarino Aguilar Márquez y Noé Aguilar Rojas, ambos concejales de San Lorenzo de Azqueltán. Marichuy Patricio Martínez, vocera del Concejo Indígena de Gobierno, responsabiliza de la integridad de ambos al Gobierno del Estado y al Ayuntamiento de Villa Guerrero.

La iniciativa para la creación de la Fiscalía especializada en Personas Desaparecidas en sí, es un reflejo de una realidad que pesa sobre todos; es una decisión que se toma por la presión social, pero no basta. Si con nombramientos se resolvieran los problemas del país, seríamos primer mundo. No es así.

Esto tiene que parar. Son miles de muertos y desaparecidos, esas acciones criminales no cesan, mientras la clase política está inmersa de lleno en las campañas y nos cubre de porquería que divide y atemoriza, que manipula y desinforma. Es indignante cómo se han desarrollado las campañas hasta ahora y los “estrategias” de que se está valiendo esa misma clase política para mantener el poder a como dé lugar. Mañana será el primer debate entre candidatos a la Presidencia y parece que este país se paraliza.

La administración pública en todos los niveles tendría que estar funcionando con eficiencia mientras procesos que deberían ser normales tendrían que seguir su curso con honestidad y transparencia, sin bajezas ni falta de escrúpulos.

Las desapariciones forzadas son un asunto de urgente y prioritaria atención; no es posible que se hayan dejado pasar meses sin que se nombrara a un titular, además del puño de omisiones en todas las áreas involucradas. Eso es negligencia aquí y en China.

(lauracastro05@gmail.com)

Temas

Lee También

Comentarios