Lunes, 29 de Noviembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Deportistas jaliscienses y política deportiva

Por: Diego Petersen

Deportistas jaliscienses y política deportiva

Deportistas jaliscienses y política deportiva

Los políticos de Jalisco se dieron vuelo, se llenaron de orgullo, perdieron la compostura. Todos querían ser parte de los éxitos de los deportistas jaliscienses que tuvieron un fin de semana excepcional: “El Canelo” Álvarez haciendo historia unificando todos los títulos de boxeo en su división; “Checo” Pérez subiendo al podio en el Gran Premio de Fórmula Uno en la Ciudad de México; el golfista Carlos Ortiz con una gran actuación en la última ronda en la Ribera Maya que le valió un segundo lugar en un torneo LGPA. Pero ¿tiene algo que ver la política pública de deportes en el estado con el triunfo de sus atletas?

Al igual que el de Lorena Ochoa, el éxito de estos deportistas se explica por su talento y su esfuerzo. A ninguno le regalaron nada, todos han destacado por méritos propios y lo más que han hecho por ellos los políticos es tomarse fotos en espera de la ocasión para subirlas a las redes sociales. Salvo Saúl “El Canelo” Álvarez, que compitió y ganó medalla de oro en las Olimpiadas Nacionales 2005 (a los 15 años) ni Lorena Ochoa, ni Carlos Ortiz, ni Checo Pérez practican deportes que tengan apoyo del Consejo Estatal para el Fomento Deportivo (Code). 

A quererlo o no todos ellos pertenecen a una generación de jaliscienses en la que el deporte tuvo un lugar preponderante. La única política pública continuada a lo largo de 25 años es la deportiva y no es gratuito que Jalisco haya ganado 20 años seguidos la olimpiada nacional. En medio se celebraron los panamericanos de Guadalajara en 2011. Sin embargo, cuando el gobernador Emilio González Márquez decidió apoyar el torneo Lorena Ochoa Invitational fue terriblemente criticado. Su sucesor Aristóteles Sandoval canceló el apoyo y en su lugar gastó en un anuncio en el calzoncillo de box del “El Canelo”. La decisión fue igualmente criticada. A diferencia de lo que ha sucedido con el Code, el apoyo a grandes deportistas jaliscienses ha sido errático y caprichoso.

No hay nada más político que apropiarse de los triunfos ajenos. La mejor manera de festejar los logros de estos destacados jaliscienses es haciendo más y mejor política deportiva en lugar de hacer política con la imagen de los deportistas. Los grandes deportistas generan orgullo regional, pero de nada sirve si no se traduce en más jóvenes haciendo deporte. El reto, como gobierno y como sociedad, es que estos garbanzos de a libra, que tantos tweets nos dieron el fin de semana, se conviertan en semillero.

diego.petersen@informador.com.mx

Temas

Lee También