Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 19 de Julio 2019
Ideas |

Chapultepec: ¿otra indispensable oportunidad perdida?

Por: Juan Palomar

Chapultepec:  ¿otra indispensable oportunidad perdida?

Chapultepec: ¿otra indispensable oportunidad perdida?

Y no se habla aquí de Lafayette, la noble avenida de Guadalajara a la que por politiquerías lambisconas se le encimó el nombre del bosque sagrado de los mexicas. Se habla del único y original bosque de Chapultepec en la Ciudad de México.

Resulta que desde hace más de 20 años un grupo de arquitectos (chilangos y no) consultó planos y mapas, comparó datos y se dio cuenta de que las limitaciones y mermas de Chapultepec, de ese vital bosque para la capital del país, eran mucho más que escandalosas. De esa constatación surgieron varias propuestas que se publicaron en el Atlas de Proyectos para la Ciudad de México (Conaculta, 2012).
La principal: volver a dar unidad y uso ciudadano a las más de 700 hectáreas de bosque actualmente segmentadas y mutiladas. Recuperar 98 hectáreas actualmente inaccesibles. Asegurar el libre y seguro tránsito por toda esa extensión y lograr que todos los barrios y colonias colindantes accedan y convivan armoniosamente con tal privilegio. Garantizar la salud fitosanitaria y faunística de toda la zona. Y etcétera.

Primera acción para lograr esta propuesta: racionalizar las instalaciones de la casa presidencial de Los Pinos. Mudar estas instalaciones a un polígono adecuado y moderado y recuperar las 60 hectáreas que actualmente ocupan. Liberar todo el tilichero posible del Estado Mayor Presidencial. Utilizar con tino lo que valga la pena del complejo de Los Pinos; salvar el obstáculo, rumbo al Poniente, de Parque Lira y del Periférico. Integrar como parque-panteón al de Dolores. Revisar el funcionamiento de otras instalaciones militares, hípicas y de charros que no se justifiquen plenamente o permitan su uso público.

Pero la disolución en curso de Los Pinos ha sido sumamente desconcertante. Hasta ahora simplemente se abrieron al público ciertas construcciones y estamos a la espera de un proyecto sensato, que integre las 60 hectáreas al bosque, y que lo haga de manera coordinada con un planteamiento global.

La notoria disolución de Los Pinos podría ser la punta de lanza para la consolidación y ampliación del Bosque de Chapultepec, incluyendo la posibilidad de integrar una cuarta sección con inteligencia. Existen ya apuntadas una serie de medidas que pudieran multiplicar un uso social y ecológico del gran bosque. Es cuestión de ponernos de acuerdo en un proyecto integral, flexible y consensuado.

Exijamos un estudio serio del tema. Utilicemos los materiales ya disponibles en el Atlas mencionado y en otras fuentes. Pidámosle a las escuelas de arquitectura, colegios y academias su intervención en este vital asunto. Busquemos con argumentos y propuestas sensatas un Chapultepec integral y razonable. Ahora que es tiempo.

Temas

Lee También

Comentarios