Jueves, 09 de Julio 2020
Ideas |

¿Caso resuelto?

Por: Allá en la Fuente .

¿Caso resuelto?

¿Caso resuelto?

La semana pasada 12 colimenses, entre ellos policías investigadores, fueron reportados como desaparecidos en Jalisco. De acuerdo con el Estado vecino, perdieron contacto con ellos cuando se encontraban en La Huerta.

Las autoridades jaliscienses no habían dicho ni pío hasta el domingo. Sin embargo, ayer el coordinador Estratégico de Seguridad, Macedonio Tamez; el fiscal, Gerardo Octavio Solís, y el secretario de Seguridad Pública, Bosco Pacheco Medrano, aseguraron que no había certeza de que los policías hubieran pisado siquiera territorio jalisciense.

Al respecto, las autoridades de Colima señalaron extraoficialmente que tenían imágenes y declaraciones de que los oficiales sí alcanzaron a llegar a Jalisco y que fue de regreso a Colima cuando los privaron de la libertad.

Pese a ello, dijeron que no entrarán en una confrontación para continuar con las investigaciones, aunque si Jalisco “decide no colaborar, sería lamentable”.

Barrer y aventar la basura debajo del tapete, ¿esa es la estrategia del gabinete de seguridad para resolver casos?  

***

Parece que el destino del prepago electrónico para el transporte público es el desatino. Desde la gestión pasada, su implementación se ha convertido en una entelequia: todo mundo lo promete, lo confirma, pero nadie lo ha visto aún funcionar.

Y cuando avanza, lo hace a tropezones como las 800 máquinas de prepago que instalará (con retraso) la Secretaría de Transporte (Setran) en tiendas de conveniencia.

La primera que colocaron, y por tanto el modelo que usarán, tiene dos inconvenientes, según quejas de usuarios (esos seres reales que se suben al camión). La máquina no acepta billetes, sólo moneditas (a diferencia de las máquinas del Siteur). Y a esto añadimos que las tiendas de conveniencia no venden la tarjeta de prepago. ¿Así cómo pretenden masificar su uso?

Ojalá que la Setran corrija el modelo; aún está a tiempo, si no quiere que sus máquinas, otra vez, corran el riesgo de convertirse en una política pública fallida.

Temas

Lee También