Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 23 de Abril 2018
Ideas |

Arte moderno

Por: El Informador

Arte moderno

Arte moderno

• Esta semana
• Razón y Acción.com.mx opina

El arte moderno llegó al Parque San Jacinto en esta emblemática ciudad y si decimos arte moderno o contemporáneo, estamos hablando desde conjunto de expresiones estéticas que hablan mucho del autor y su peculiar manera de entender la realidad, más que de la realidad, tal y como la ve el común denominador de la sociedad particularmente en el entorno habitacional de San Jacinto.

Sería muy interesante entrevistar a los usuarios del parque y del rumbo para conocer la opinión que tienen de estas esculturas, ¿qué les dicen? ¿En qué medida las estimulan? ¿Qué piensan acerca de ellas? Y también del costo que tuvieron en una zona carente de tantos servicios elementales y desde luego sometida a la inseguridad.

Pero la autoridad actual no parece interesada a pesar de la publicidad en saber lo que sientan, piensan o quieren los ciudadanos, caso emblemático es el atropello que la misma autoridad ha hecho a los calandrieros, queriendo acabar con las calandrias de caballos y por tanto, con una de las tradiciones tapatías que tanto han distinguido a Guadalajara y que incluso fue protagonista de aquella romántica película titulada, “Guadalajara en verano” donde las calandrias no eran un estorbo, sino un patrimonio conservado, cuidado y promovido.

ATALAYA
Viajar, placer vital

Viajar ha sido una constante en la naturaleza humana, desde la expansión de los primeros homo sapiens hasta nuestros días. Dice un conocido autor alemán de principios del siglo pasado, que los viajes suplen el impulso estético que antiguamente tenían más desarrollado los griegos y los pueblos europeos en general, que consiste en gozar contemplando un grabado, un árbol o una roca; el mirar puro, usar los ojos, los oídos y el tacto para disfrutar el mundo exterior que el viajar proporciona.

El libre vagar sin ninguna preocupación, estado en el que podemos pasar horas tranquilas, agradables, embelesados contemplando la armonía de los nobles edificios, al igual que seguir íntimamente y saboreándolas, las líneas de un paisaje. En esos momentos tenemos una imagen de lo que de forma vaga intuimos en nuestros deseos, anhelos e inquietudes. La vida del mercado, de la calle, el juego del Sol y de las sombras en el agua y en la tierra, la forma de la copa de un árbol, el grito y los movimientos de una bestia, el andar y la conducta de los seres humanos con que nos encontramos.

Quien sale de viaje sin buscar en su interior esta liberación de un objetivo vital, vuelve quizá vacío, porque este impulso estético tiene una relación más amplia y elevada con el puro mirar y el desinteresado aceptar lo que nuestros sentidos perciben. ¿Acaso es solo añoranza de un obscuro gozo? Es solo sañudo tormento y pena rememoradora de fuerzas y necesidades desatendidas, de ocultos anhelos estéticos? ¿Porqué disfruto más un cuadro de Leonardo a uno de Picasso, porqué disfruto más la Capilla Sixtina a una iglesia barroca? En el fondo, vamos buscando lo humano por doquier, las expresiones estéticas de todos los tiempos, afirmando con ello el progreso espiritual y la fe en la humanidad y finalmente, es una búsqueda del ideal de la humanidad, de la inmortalidad de la cultura humana y por ello el impulso a viajar no perderá nunca su resplandor, pues no hace entender el sentido unificado de toda la humanidad.

Por Sergio López Rivera

REGIONES
Neuromarketing: mercadeo del siglo XXI

El mundo global de hoy en día, exhibe sus preferencias sobre determinados productos con imágenes y colores a los que atribuye ciertas características emocionales. Como las prioridades del consumidor siguen siendo el núcleo del mercadeo contemporáneo es notable que ya no solo sea decisiva la predilección, pasión, debilidad o privilegio que sienten los consumidores por comprar algo, sino que cada vez importe más la primacía y ventaja que el productor/distribuidor desean que los consumidores sientan por sus productos. De ahí que la pregunta eficaz del neuromarketing sea si la marca que se publicita crea o no, la emoción correcta que influye positivamente en la conducta compradora de su público.

Cada vez se manejan mejor las diferencias perceptuales y cognitivas que llevan a dramáticas diferencias en la evaluación y preferencia de los productos, o sea en las ventas y hábitos de compra. Los consumidores son impactados constantemente pues es prácticamente ilimitada la capacidad de recepción de estímulos racionales y emocionales de los consumidores en el curso del tiempo. De este modo cada anuncio publicitario es experimental: diseña y aplica canales visuales externos –porque se ha confirmado que las imágenes son las que llevan al cerebro con mayor rapidez y eficacia, los mensajes que se desean transmitir–, y así, cada campaña es una experiencia-insumo para las siguientes. Con todo ello, se está desarrollando un extraordinario conocimiento aplicado de las conductas del sujeto persona.

La publicidad exterior confirma la eficacia del uso de imágenes para capturar la atención del consumidor y enseñarle a través de impactos sorpresivos. De otra manera, los aportes de las neurociencias coinciden al demostrar que además de ser tres los canales del aprendizaje de las personas –que son: el canal visual, pues primero se ve; el canal auditivo, pues se escucha lo que se desea aprender; y el canal kinestésico, ya que urge a tocar lo que se desea–, el cerebro escoge a qué prestar atención pues no puede comprender la alegría, agresividad, tristeza, clama… que modifican los estados de ánimo, del mismo modo ni al mismo tiempo.

Es complicado descubrir cómo y por qué las imágenes son capaces de concentrar sentimientos en las personas al extremo de crear atmósferas emocionales que resultan claves para que esas imágenes impregnen cada cosa: con un color particular, pero también con una impresión total de los objetos/sentimientos que son comprados/vendidos, hasta que invaden al espíritu del comprador… y no se trata únicamente de ilusiones.

Por lo que se estén expandiendo las capacidades de la percepción visual humana basadas en el empleo intensivo del circuito de la visión y de sus elementos de: luz, color, imagen y emoción. Lo que es indudable al notar que estas capacidades son decisivas en la generación del diseño de productos y comunicaciones que impactan al consumidor. De hecho, ya tienen un lugar importante en el neuromarketing, nueva directriz aplicada a la mercadotecnia, que coloca en el núcleo del sistema social, al sujeto persona, como sujeto de deseo(s); a quien intenta comprender y satisfacer de una forma además de permanente, sustentable y, por medio del conocimiento de sus percepciones, de sus modelos mentales, representacionales o de sus formas de actuar y pensar, en el curso del tiempo (2010: 158, 173).

Con estos intereses en mente, claro que son importantes los procesos que hacen que el cerebro funcione de una manera tal que concluya en ciertas conductas humanas predeterminadas. Sin duda esta forma de mejorar lineamientos asociados al comportamiento de los clientes nutre cualquier plan de mercadeo. Por ello, las intenciones del control de las conductas desarrolladas por el mercadeo son las que están profundizando las aplicaciones de las conexiones entre emociones, los sentimientos que las emociones provocan acerca de marcas y productos.

Así, puede sugerirse que si aún sigue pendiente de estudio del cambio en las redes de relaciones del consumo/consumidores, que determinan cambios en las conductas individuales de los propios consumidores, es indudable que el estudio del sujeto persona está estimulando intensamente a las neurociencias y que son los aportes de estas ciencias, concebidos desde y para la singularidad de la persona, los que están enmarcando el mercadeo del siglo XXI.

Por Margarita Camarena Luhrs

FILOSOFÍA COTIDIANA
Inspiración

Nada mejor para inspirarme, que el placer infinito de filosofar; de filosofar, sobre cualquier tema: sobre la vida, sus valores y sus retos; lo avanzado y lo perdido, e incluso aquello que pudiese valer, el intento por recuperarlo. Nuestra experiencia, con su cúmulo de errores que a través del tiempo le ha nutrido; qué realmente aprendimos con agilidad, y con cuántas otras piedras, nos tuvimos que tropezar, más de una vez.

Filosofar a solas o dialogar con amigos, presentes o a la distancia; de manera epistolar o con los sorprendentes avances de la tecnología, cuando logramos superar o cuando menos alcanzarla, en su indómita evolución. Conversar internamente –en el Alma– con nuestros generosos ancestros, y tantos seres inolvidables, que aunque se nos hayan anticipado en el camino, nos dejaron honda huella y modelos para, como antes y por siempre, intentar seguir su ejemplo.

Qué amores sobrevivieron, en uno u otro sentido. Y cuáles –los más completos– se conservan generosos, y son a los que jamás lograremos pagar, lo que en su momento y lugar, hicieron o correspondimos; sin más afán que servir, resolver, apoyar… o lo más simple y sincero: Amar. ¡Amar con inspiración!

Por Uriel Eduardo Santana Soltero

MERCADOTECNIA
Agroindustria

Inteligencia y determinación deberán prevalecer en el escenario económico venidero. Esto, muy vinculado a las relaciones comerciales, menos expuestas a los avatares con y en los Estados Unidos que ha definido el mayor porcentaje de nuestro comercio en el campo automotriz principalmente, sin descartar el agropecuario.

Las disyuntivas entre los grupos políticos deberán minimizarse hasta su eliminación, para buscar nuevos horizontes de competencia con rango de capacidad en mercados con estabilidad, procuradores de seguridad y tranquilidad.

Dios nos guarde de la discordia.

Correo electrónico sicpm@informador.com.mx

Por Carlos Cortés Vázquez

Temas

Lee También

Comentarios