Sábado, 08 de Agosto 2020
Ideas |

Apuntes para una agenda de seguridad

Por: Diego Petersen

Apuntes para una agenda de seguridad

Apuntes para una agenda de seguridad

Hoy viene a Jalisco el presidente López Obrador con un tema único: la seguridad. Sin duda habrá tiempo para que el gobernador toque algunos otros temas, como el de la reactivación económica que Alfaro adelantó que le planteará en algún momento, pero el eje temático de la gira por Guanajuato, Jalisco y Colima es la violencia. La gira puede servir sólo para bajar las calenturas políticas y mandar mensajes de entendimiento en los discursos de la mañanera o el corte de listones, como sucedió en Guanajuato o, idealmente, para establecer una agenda de trabajo conjunta entre federación, estados y municipios.

Hasta ahora el buen entendimiento entre federación y estado se ha reducido a la correcta comunicación entre mandos federales -Ejército, Marina, Fiscalía y Guardia Nacional, antes Policía Federal- y los mandos locales -fiscal estatal, secretario de seguridad, comisarios de los municipios-. Los primeros se han quejado eternamente del poco nivel de los mandos estatales y municipales y los culpan de estar entregados al crimen organizado. Los segundos se quejan de que los mandos federales son prepotentes, no conocen el territorio y sobre todo no se comprometen, sólo alebrestan el avispero y se van dejando el problema a los locales y, por supuesto, también los acusan de proteger el crimen desde las alturas.

Si no es con policías municipales y regionales, no hay manera de ganar esta batalla

Ambos tienen razón y las descripciones que hacen no están faltas de verdad. El punto es que mientras no trabajen en conjunto y reconociendo el aporte y responsabilidad de cada uno en la batalla contra la inseguridad nunca vamos a salir. Llevamos al menos cuatro sexenios y lo que va del actual en esa brega y no sólo no avanzamos, sino que seguimos retrocediendo. Hay años en que las cosas mejoran, todos se paran el cuello y se adjudican los logros, pero meses después se descompone y ahí nadie es responsable de nada.

La seguridad será local o no será. Si no es con policías municipales y regionales que puedan controlar el territorio no hay manera de ganar esta batalla, pero si no existe el apoyo federal al combate simultáneo, organizado y contundente a los grupos de crimen organizado que no sólo son transestatales sino transnacionales, los gobiernos subnacionales seguirán, como hasta ahora, sometidos por los grupos de poder del crimen organizado.

Enviar mensajes positivos en este momento de crispación política es fundamental para que las corporaciones reduzcan su desconfianza mutua, pero mientras no construyamos una agenda conjunta, municipio por municipio, estado por estado, para recuperar la paz y el territorio en el mediano plazo, dentro de seis años otro presidente, otro gobernador y otros alcaldes estarán hablando de lo mismo y el problema de inseguridad estará ahí, como al inicio de cada sexenio: igualito, pero en peor.

(diego.petersen@informador.com.mx)

Temas

Lee También