Sábado, 08 de Agosto 2020
Ideas |

* Urgencia

Por: Jaime García Elías

* Urgencia

* Urgencia

“A todos nos urge ver futbol…”.

La frase anterior, pronunciada por el alcalde de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, al participar en la revisión de las medidas aplicadas en el Estadio de las “Chivas” para su reapertura, este viernes, con motivo del torneo Copa por México, recoge, a plenitud, el sentimiento de los millones de creyentes de la religión politeísta más difundida sobre la faz del planeta: “¡Urge…!”.

*

Para los adictos al deporte espectáculo más popular en el mundo, los cien días transcurridos desde que los balones dejaron de rodar en los estadios a raíz de la pandemia del COVID-19, bien merecen el descuento de algunos años de lo que les vaya a tocar de Purgatorio.

Para quienes avalan la sentencia de que un fin de semana sin futbol es como un domingo sin sol (los italianos también lo equiparan con una comida sin vino), la vuelta a la actividad en las canchas significa, seguramente, la promesa de tiempos mejores.

*

De acuerdo: se trata de un torneo que los dirigentes de algunos equipos –ocho, para ser exactos: Cruz Azul, Toluca, América y “Pumas” en la capital, Guadalajara, Atlas, “Tigres” y Mazatlán en Guadalajara— de la Liga MX se sacaron de la manga, en parte para ir calentando motores de cara al Torneo de Apertura cuyo inicio está programado para dentro de tres semanas –el 24 de julio—, pero principalmente a manera de ensayo general, para poner en práctica los protocolos sanitarios que de hecho se aplican en los torneos que en Europa se han reanudado desde que la pandemia obligó a suspender todas las competencias… y aun a abortar algunas, como sucedió, concretamente, en el caso del Torneo de Clausura en México; (un torneo que será recordado con un calificativo similar al que la tradición impuso a la Octava Sinfonía de Schubert: “El Inconcluso”).

*

Sin gente en las tribunas, salvo los cronistas y reporteros que vayan a levantar las actas de estas batallas –que se espera sean incruentas—, y con protocolos que, ante la imposibilidad eliminar los contactos, porque éstos son un ingrediente propio –e inevitable, además— del deporte, los reduzcan al mínimo, los primeros ensayos de la “nueva normalidad” permitirán a los aficionados que sigan el desarrollo de los partidos por televisión, irse acostumbrando a innovaciones chocantes, ciertamente… pero aplicadas, fundamentalmente, en beneficio de su salud.
Que sea para bien.
 

Coronavirus

Temas

Lee También