Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 15 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

* Reprobados

Por: Jaime García Elías

* Reprobados

* Reprobados

A México le queda el consuelo —“mal de muchos, consuelo de tontos”, reza el adagio— de que sus rivales de grupo en el Mundial en puerta (Alemania, Suecia y Corea del Sur) también perdieron sus partidos de la Fecha FIFA disputados ayer. Además, fue, de los cuatro, el mejor librado en el balance global de la doble jornada, con una victoria, la del viernes sobre Islandia, a cambio de la derrota de anoche ante Croacia.

Le quedó, en cambio, la preocupación por las lesiones de Araujo, Reyes y Salcedo, y por la medida en que las mismas pudieran comprometer su participación en el Mundial que arranca dentro de 78 días.

*

Le quedó asimismo, como tema para el análisis, la grosera paradoja de que Layún, héroe en la victoria sobre Islandia, por los dos goles que dieron al resultado un tono que, la verdad sea dicha, no se corresponde con el gris funcionamiento colectivo, la hizo de villano esta vez al exhibir su torpeza en una acción defensiva de rutina, y cometer la falta —burda, grosera, de principiante— sancionada con el penalti que Rakitic convirtió en el gol con que se escribió la historia.

*

Juan Carlos Osorio, de ordinario tan mesurado en sus declaraciones, tendrá que tragarse sus palabras sobre la decisión del alto mando croata de prescindir de seis jugadores que el timonel del Tri hubiera querido tener como sinodales…

Con los suplentes, motivados porque de su desempeño podían depender sus posibilidades de estar en el Mundial, fue suficiente para conseguir el resultado… y para exhibir las carencias de la escuadra mexicana, atribuibles, precisamente, al planteamiento del entrenador.

*

La composición del bloque defensivo, desprovisto de laterales, concretamente, propició que los flancos fueran zonas propicias para los abordajes, sistemáticos y punzantes, de los rivales. Si sus ofensivas no se reflejaron en el marcador desde la etapa inicial, se debió a las dos fallas de Kramaric y a la adicional de Rebic, en situaciones propicias, y a los dos aciertos de Ochoa que evitaron sendos goles de los balcánicos.

Los mexicanos, en compensación, fueron inoperantes al ataque. Se vieron tan carentes de ideas colectivas —pregúntenselo, si no, al arquero rival, que tuvo un día de campo— como en el partido anterior… con la diferencia de que esta vez nadie tuvo la fortuna de Layún con sus zapatazos.

Colofón: la nota del examen, anoche, fue categóricamente reprobatoria.

Temas

Lee También

Comentarios