Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 20 de Octubre 2018
Ideas |

* Recoger varas

Por: Jaime García Elías

* Recoger varas

* Recoger varas

No… Ni el empate con sabor a triunfo ante el Querétaro, la noche del jueves, es indicio inequívoco de que el Guadalajara ya dejó atrás la maldición que parece perseguirlo una vez que se diluyeron el humo de los cohetes y los ecos de las celebraciones por la conquista del anterior Torneo de Clausura, ni el empate con sabor a derrota, el miércoles ante el Necaxa, combinado con la sonora campanada que dio el Veracruz, sotanero en la tabla del descenso, al poner el cascabel a los “Pumas” –como visitante, para más inri—, transfiere al Atlas la condición de gran favorito para bailar con la más fea la última tanda del jolgorio.

*

Ni siquiera lo que sucederá en los compromisos que los dos equipos tapatíos –ambos en Año de Vacas Flacas, valga el subrayado— solventarán el próximo fin de semana, será, aún, determinante…

Como se apuntó, ni el desempeño de los rayados en Querétaro –por más que el peso específico de Volpi, arquero de los “Gallos”, en el resultado, justifique la convicción de que los rojiblancos “olieron” la victoria— los hace grandes favoritos mañana que reciban al Pachuca, ni el ya señalado antecedente del triunfo del Veracruz ante los “Pumas” puede interpretarse como un indicio de que los espíritus chocarreros andan sueltos e incidirán en que los rojinegros, que aún no saben lo que es una victoria en la campaña, inauguren ese casillero mañana que visiten a los “Tigres”.

*

En lo que se aclara el panorama del Guadalajara o se ensombrece aún más el del Atlas en las próximas jornadas, viene al caso destacar que la inmensa mayoría de las crónicas repararon en que las celebraciones del empate conseguido por las “Chivas” en Querétaro, en tiempo de compensación, evocaron las que siguieron al triunfo sobre los “Tigres”, hace casi un año, que dio a los rayados el décimo segundo título de su historia.

Si los cronistas encontraron la similitud, es probable que otro tanto haya sucedido con simpatizantes, dirigentes, técnicos… y aun los propios jugadores.

Era tan simple como repasar la alineación del jueves, para caer en cuenta de que nueve inicialistas (Cota, Sánchez, Pereira, Alanís, Hernández, Brizuela, Pineda, López y Pulido) y dos reemplazos (Cisneros y Pizarro) eran presencias habituales en el equipo campeón de hace un año.

Moraleja del cuento: “Hay tiempos de lanzar cohetes… y tiempos de recoger varas”.
 

Temas

Lee También

Comentarios