Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 16 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

* Lo previsible

Por: Jaime García Elías

* Lo previsible

* Lo previsible

Estaba escrito. El segundo partido de la Fecha FIFA ante Argentina, anoche en Mendoza, sería ser una reedición -con la venia de Gabriel García Márquez- de la “Crónica de una Muerte Anunciada”.

El vaticinio se cumplió al pie de la letra. Dicen las lenguas rayadas que algunos jugadores mexicanos apenas se estaban santiguando; que cuando trazaban la segunda cruz, sobre la boca, y musitaban, devotos, “…de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro…”, el alarido de los espectadores los devolvió, abruptamente, al mundo de los vivos; por reflejo, esos piadosos jugadores buscaron las pantallas en el estadio, para enterarse, mediante la repetición, de cómo estuvo el suceso del que sólo se enteraron de oídas. No faltó quien dirigió una mirada suplicante al árbitro colombiano, con la esperanza de que invalidara el gol. (Después de todo, había un buen motivo: exceso de velocidad).

*

Ironías aparte, el hecho consumado es que sucedió lo previsible, por no decir que lo inevitable. Aunque Argentina jugó nuevamente con una selección alternativa -da lo mismo si fue la B o la C-, México careció de argumentos futbolísticos para darle la réplica.

Las estadísticas consignaron que México tuvo más posesión de pelota. Las crónicas, en compensación, señalan que el “Tri” fue incapaz de pasar de la posesión a la penetración. En el primer tiempo no hizo un solo disparo a la portería. Una prueba más de que sabía su cuento el filósofo que sentenció que “No come más pinole el que tiene más pinole, sino el que tiene más saliva”.

*

Las crónicas consignarán que en el segundo tiempo hubo una falta de Pereira, zaguero argentino, sobre Martín, atacante mexicano, en el área, y que el silbante se abstuvo de sancionarla… como se abstuvo de sancionar una falta similar de Dueñas sobre Dybala del otro lado del campo.

Apuntarán que Gallardo tuvo la oportunidad más clara para México en el segundo tiempo, en un remate frontal que el arquero sacó sobre el larguero…

La historia, empero, se limitará a consignar el resultado, y a incorporar, como anécdotas, los detalles de los goles: el de Icardi, a cuatro minutos del arranque, que fue como el “mate del pastor” en el ajedrez, y la puntilla, a cuatro del final, en el contragolpe de Simeone rubricado por Dybala.

El balance del interinato de Ricardo Ferreti cabe en seis palabras: “Se hizo lo que se pudo…”.
 

Temas

Lee También

Comentarios