Viernes, 05 de Junio 2020
Ideas |

* Diluvio

Por: Jaime García Elías

* Diluvio

* Diluvio

Uno de los ejercicios predilectos de los profesionales del “futbol teórico”, como solía llamarlo Ney Blanco -¡aún se te extraña, compadre!-, una  vez agotados los de repasar los goles de la jornada y despotricar contra el VAR como antaño se despotricaba contra los árbitros y sus santas madrecitas, consiste en consultar la esfera de cristal para adivinar los resultados de los partidos de la siguiente jornada.

Aun en la discutible hipótesis de que la puntería para acertar en los pronósticos fuera prueba de talento para analizar el juego, ese ejercicio, además de ocioso, se ha vuelto rutinario. Y como casi todo lo rutinario, fastidioso.

*

Ahora, la parálisis a que el futbol y todas las actividades de la vida ordinaria se han visto sometidas, genera un ejercicio similar: al margen de las informaciones relacionadas con ajustes salariales y medidas afines tomadas por los clubes que al quedarse sin actividad también ven drásticamente mermados sus ingresos, y al margen de noticias relacionadas con los estadios que han sido reconvertidos en hospitales para hacer frente a la pandemia en curso, los pronósticos de los analistas se enfocan en las fechas en que los balones podrían volver a rodar, y los aficionados a resucitar, con su presencia, las tribunas actualmente desoladas.

*

En Inglaterra, a ese respecto, se apunta la posibilidad de que en junio o julio -es decir, dentro de tres o cuatro meses- pudiera reanudarse la Premier League…

La propuesta incluye la novedosa particularidad de que los 92 partidos pendientes se jueguen en Londres, con un formato similar al de la Copa del Mundo… Para el efecto, los jugadores de todos los equipos quedarían confinados en dos o tres hoteles libres de coronavirus, desde los que serían trasladados a los estadios.

Eso, por una parte, por la otra, todos los partidos se jugarían a puerta cerrada.

*

Si se cumple el buen deseo de que para esas fechas la contingencia actual haya cedido hasta el punto de permitir la vuelta gradual a la normalidad, y considerando que ello tampoco será cuestión de “enchílame otra”, quizás en México convendría ir pensando en dar por anulado, para todos los efectos, el Torneo de Clausura del que ya se habían disputado diez de las 17 jornadas de la fase clasificatoria, y arrancar en julio, como estaba programado, el siguiente Torneo de Apertura.

Después de todo, más se perdió en el Diluvio…

Temas

Lee También