Viernes, 25 de Septiembre 2020
Ideas |

* Debacle

Por: Jaime García Elías

* Debacle

* Debacle

No fue suficiente con las imágenes: las de Messi, primero de perplejidad, más tarde de impotencia, finalmente de vergüenza, conforme el Bayern Munich (un Bayern aplastante, irresistible) pasaba por encima del Barcelona, sin el menor respeto por sus blasones, y llegaba a tambor batiente a la fase de semifinales de la prestigiosa Champions League...

No fue suficiente con las imágenes. No fue suficiente con la sal que las crónicas de la prensa española, policontundidas en el orgullo, echaron en las heridas: “Un equipo de viejos, cojos y brutos”, lo llamó el cronista del ABC; “un equipo de obreros y cabreros”, escribió más adelante.

*
Como si Piqué, Busquets o Jordi Alba hubieran sido transplantados de un equipo de llano, arbitrariamente, sin méritos de su parte, al que alguna vez mereció ser considerado el mejor equipo del mundo. Como si De Jong, Vidal, Ter Stegen o Luis Suárez no hubieran llegado al clímax de sus brillantes carreras en ese que —como antaño el Real Madrid de Di Stéfano, o el Santos de Pelé, o el Ajax de Cruyff o el Milan de Van Basten...—fue un equipo de época.

Como si en lo sucesivo fuera una blasfemia sostener que Messi fue el mejor futbolista de su generación; como si sus apologistas, anonadado —más que simplemente humillado— su ídolo esta vez, tuvieran que arrepentirse de haberlo colmado de elogios, día tras día, partido tras partido, campeonato tras campeonato, durante muchos años.

*

El oprobio fue más lejos. Entre los comentarios de los propios aficionados españoles, dolidos por la inoperancia mostrada por el Real Madrid —recién ganada su Liga número 32— ante Manchester City en la fase previa y por la agónica derrota del Atlético de Madrid ante el París Saint Germain en el partido de la víspera, los desgarramientos de vestiduras estuvieron a la orden del día...

“El futbol español ha entrado de lleno en la segunda división”, escribió uno, dando por muerto y sepultado el ciclo que tuvo sus cimas en la conquista del Mundial de 2010 y en los títulos acumulados por el Barsa durante más de una década. “¿Solo el futbol? —preguntó otro. Y continuó—: España tristemente va hacia su peor decadencia moral, económica, existencial, sanitaria, educacional (...). Vivimos la peor etapa de su historia”.
Moraleja obligada del cuento: “¡Que sea menos...!”.

Temas

Lee También