Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 13 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

* “Chivo expiatorio”

Por: Jaime García Elías

* “Chivo expiatorio”

* “Chivo expiatorio”

En el futbol, en el balance del desempeño colectivo y de un jugador en particular, un solo error suele pesar más, en la balanza, que varios aciertos…

Por ejemplo, Miguel Jiménez el sábado con las “Chivas”.

*

No se trata -que conste- de hacer leña del árbol caído. Es muy posible -y deseable, además- que el portero del Guadalajara, como muchos colegas suyos y como infinidad de mortales en otras actividades, demuestre que la grandeza de un hombre es directamente proporcional a su capacidad para levantar la cara y aprender de sus errores.

En lo que eso sucede, el hecho consumado es que los aciertos del “Guacho” para evitar, en sendos “fusilamientos”, al menos dos goles del Pachuca que parecían hechos, fueron insuficientes para ganarle la nota aprobatoria. En cambio, el error que propició el segundo gol del Pachuca, le asignó, por aclamación, el rol de “chivo expiatorio”, y abrió la puerta de par en par para que los “Tuzos”, primero, ganaran el partido; segundo, cortaran la racha positiva de los rayados; y tercero, dieran un rotundo mentís a quienes sostenían que las tres victorias consecutivas eran, ya, señal inequívoca de que el Guadalajara había dejado atrás los traspiés y empezado a transitar, con paso firme y decidido, por el buen camino.

Los aciertos del "Gaucho" para evitar al menos dos goles del Pachuca que parecían hechos, fueron insuficientes

Moraleja: no podía ser verdad tanta belleza.

*

El Atlas, mientras tanto, vivió en Monterrey, como visitante de los “Tigres”, una jornada de emociones ambivalentes: por una parte, la alegría de haberse reconciliado con el gol, tras largos 810 minutos de divorcio; por la otra, la convicción de los observadores, propios y extraños, de que se trataba de una ilusión de óptica; de que el 0-1 que desde el primer minuto apareció en el marcador, atentaba contra la lógica; de que los “Tigres” ganarían el partido, más tarde o más temprano... e incluso que lo harían con la amplitud que a la postre consignó la registradora.

Vale decir que, salvo el gol “de vestidor” de los rojinegros, en ese encuentro sucedió lo previsible; que si lo normal es que de veinte partidos entre esos equipos los “Tigres” ganen 19, difícilmente el sábado se daría la excepción a la regla.

Lo peor del caso es que la agenda de los rojinegros, después de la Fecha FIFA, con Cruz Azul, Toluca y Santos Laguna en lista de espera como adversarios, se ve color de hormiga…

Temas

Lee También

Comentarios