Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 27 de Mayo 2018

Ideas

Ideas |

- “Cien manzanas”

Por: Jaime García Elías

- “Cien manzanas”

- “Cien manzanas”

El reciente fallecimiento de Oscar García Manzano —quien fuera tesorero municipal de Guadalajara y secretario de Finanzas de Jalisco en administraciones panistas— remite a uno de tantos proyectos emprendidos con la intención, a todas luces plausible, de revertir el abandono y la consiguiente degradación y ruina, aparentemente incontenibles, del Centro Histórico de Guadalajara…

-II-

En efecto: en las hemerotecas (“cementerios de los periódicos”, las llamó Evaristo Acevedo) consta que “El 13 de mayo de 1996 —casi 22 años han transcurrido desde entonces—, el Ayuntamiento de Guadalajara creó el Fideicomiso 100 Manzanas con el fin —se decía muy genéricamente— de rescatar el Centro de la metrópoli”.

El dichoso “rescate” incluía cuatro aspectos. Uno se cumplió, otro se quedó a medias –o menos...— y los dos restantes quedaron en el abandono. El primero fue la remodelación de los expendios de revistas y periódicos; el segundo, el proyecto arquitectónico que supuestamente comprendería 40 manzanas, con la Calle Colón-Pedro Loza como eje, desde Las Nueve Esquinas al Santuario; los dos restantes incluían el diseño de carritos para vendedores ambulantes —de dulces y artesanías: no de anteojos oscuros, carcazas para celulares y demás baratijas—, y la elaboración de folletos a partir de “la investigación histórica de los principales sitios turísticos del Centro”.

La “intervención” en la zona de las birrierías y en la calle Pedro Loza, convertida en “andador”, se limitaron a las consabidas “manitas de gato”. Nada trascendental. Nada que devolviera a las antiguas casonas el esplendor que algunas —las menos— tuvieron o, al menos, la dignidad que perdieron a medida que las viviendas familiares se transformaron en comercios o bodegas, y el ruido, el hacinamiento, el desaseo y el deterioro se enseñorearon de la zona.

-III-

Fallido, pues; trunco como quedó, es probable que el proyecto de las Cien Manzanas sea retomado por las próximas administraciones municipales, aunque sea con otro nombre, al efecto de repoblar y revitalizar el Primer Cuadro de la ciudad a partir de la drástica “intervención” que se hizo en la Avenida Alcalde: una “intervención” animada, ciertamente, por buenas intenciones —aunque fastidió aún más el ya de por sí caótico tráfico vehicular del Centro—, pero del que se desconoce la ruta crítica que supuestamente culminará (“¡ánimas santas…!”) en que el Centro Histórico de Guadalajara vuelva a ser timbre de orgullo, y no motivo de afrenta y sonrojo de sus habitantes, e indicio de incompetencia y falta de visión de sus gobernantes.

Temas

Lee También

Comentarios