Jueves, 02 de Diciembre 2021
Estilo |

Un prodigio llamado Uxmal

Esta Zona Arqueológica tiene siempre un nuevo atractivo para enamorar al viajero

Por: Francisco González

La Pirámide del Adivino te robará el aliento al contemplarla por primera vez. EL INFORMADOR/F. González

La Pirámide del Adivino te robará el aliento al contemplarla por primera vez. EL INFORMADOR/F. González

La región Puuc en Yucatán es de clima caliente, suelo generoso e incontables cenotes. Así es hoy, como lo era hace cientos de años, cuando los mayas eran los dueños de esta zona. Sobre esta superficie, tan fértil como enigmática, ellos escribieron su historia y matemáticas, libraron sus batallas, adoraron a sus dioses y levantaron ciudades. De estos hechos apenas nos han llegado algunos renglones, pero hay algo que ha vencido la barrera del tiempo y nos muestra un eco de la grandeza de aquella cultura: Uxmal.

Asombroso, mágico, impresionante, encantador, misterioso, eterno. Las palabras podrían seguir brotando en la mente del viajero sin parar, y aun así, se quedarían insignificantes cuando se trata de definir ese prodigio.

Uxmal también es una zona arqueológica de renombre internacional, tesoro de México y orgullo de Yucatán. Quienes llegan vía Mérida deben tomar la carretera federal 261 en dirección a Santa Elena; 9 kilómetros después de Muna se localiza Lázaro Cárdenas, allí verás el letrero que indica las cercanías de este sitio arqueológico.

A la distancia, lo primero que destaca y roba el aliento es la Pirámide del Adivino, mole de piedra cuya base de suaves ángulos contrasta con otras edificaciones similares de los propios mayas, ya no se diga de otras culturas precolombinas. Pero la pirámide no es lo único que atrapa la atención de los curiosos. Entre frondosas ceibas también cautiva la Casa de las Palomas y el espectacular Cuadrángulo de las Monjas.

Los arqueólogos consideran que todavía queda mucho por descubrir en Uxmal. ESPECIAL

Todo el conjunto es sobrecogedor ante los sentidos. La fina arquitectura expone el talento e ingenio maya. Su alineación con las estrellas y delicada decoración, con mascarones del dios Chaac observando silentes a los visitantes, envuelven los pasos de los curiosos que caminan por sus senderos eternos.

De Uxmal sabemos cosas, pero suponemos muchas más. Su propio nombre está sujeto a debate, aunque los especialistas tradicionalmente consideran que se desprende de la expresión maya “Tres veces construida”, lo que implica que fue ocupada por distintos pueblos o dinastías a lo largo de su historia. Se sabe que fue habitada entre el 600 y 900 d.C., y para cuando llegaron los españoles a la Península, ya tenía cientos de años abandonada.

¿A dónde fueron quienes levantaron esta ciudad? ¿Cómo se nombraban a sí mismos? ¿Cuáles fueron sus sueños, sus historias, su ciencia? Preguntas sin respuesta, pero tenemos al menos las leyendas de los lugareños, quienes tratan de explicar el origen de estas construcciones con historias que han pasado de una generación a otra.

La más popular es la de la Pirámide del Adivino, también conocida como Pirámide del enano, por la leyenda que señala que un enano nacido de un huevo levantó esta gigantesca mole en una sola noche (en realidad fue en cinco etapas).

El Cuadrángulo de las Monjas en realidad funcionaba de forma parecida a un edificio público, siendo hogar del Señor de la ciudad, sus guerreros y clanes. El nombre con el que lo conocemos en realidad se lo dieron los españoles que llegaron mucho después, pues la arquitectura recuerda vagamente a un convento de monjas. ¿Su verdadero nombre? No nos queda más que suponer, encoger los hombros y admirar.

El Cuadrángulo de las Monjas, bajo el cielo estrellado. ESPECIAL

Explora por la noche

Aunque visitarlo por las mañanas es asombroso, por las noches Uxmal ofrece una experiencia sublime. Y es que se celebra un espectáculo de luz y sonido (mapping) sobre sus edificios principales llamado “Noches de Uxmal”, en el que se cuentan las principales leyendas de esta Zona Arqueológica, una experiencia que estimula la curiosidad y vale la pena, en especial para los pequeños. 

Tiene una duración de 85 minutos cuenta con la aprobación del INAH y tiene un costo de $499 pesos por persona. Puedes encontrar los boletos y horarios en https://nochesdekukulkan.com.mx

Si deseas hospedarte, una magnífica opción es hotel The Lodge At Uxmal, prácticamente a unos metros de la Zona Arqueológica.

EL VIAJE

Llega volando

Desde Guadalajara toma vuelo a Mérida. Si quieres hacerlo directo está la opción de Viva Aerobus. Por su parte, Aeroméxico y Volaris ofrecen la opción de hacerlo con escala en la capital del país. Recuerda que comprar con antelación te permitirá obtener mejores tarifas.

Suplemento Pasaporte

Temas

Lee También