Sábado, 16 de Enero 2021

Velada sinfónica con "El divo de Linares"

El cantante español Raphael, uno de los grandes ídolos de Iberoamérica, entregó su gran talento a seis mil personas congregadas en el Auditorio Telmex

Por: El Informador

Acompañamiento. El músico ibérico fue acompañado por la orquesta Camareta Metropolitana, la cual interpretó sus grandes clásicos. EL INFORMADOR • G. Gallo

Acompañamiento. El músico ibérico fue acompañado por la orquesta Camareta Metropolitana, la cual interpretó sus grandes clásicos. EL INFORMADOR • G. Gallo

Una de las más grandes figuras de Iberoamerica es Raphael, “El divo de Linares”, quien a lo largo de su carrera ha dejado una estela fulgurante en el mundo de la música. Su porte, su temperamento y la manera que tiene de interpretar sus canciones se han convertido en un sello indeleble al paso del tiempo y así quedó de manifiesto ayer por la noche en el Auditorio Telmex cuando presentó su tour “RESinphónico”.

Con una imponente orquesta, la Camareta Metropolitana, el español apareció minutos después de las 21:00 horas elegantemente vestido para la ocasión; el público -seis mil personas- le aplaudió de pie para recibirlo, él agradeció el gesto comenzando la velada con “Infinitos bailes”, para después proseguir con “Loco por cantar” y “Aunque a veces duela”.

La maestría que tiene Raphael para dominar el escenario pocos la tienen, sabe dirigir la mirada, la voz y la emotividad a conveniencia robando así por completo la atención del público. El magnetismo de su voz resonó en temas como “Inmensidad”, “No vuelvas” y “Digan lo que digan”, esta última con un arreglo dance y como el mood estaba muy bailable, su clásico “Mi gran noche” también siguió la misma línea con el twist dance.

Luego la emotividad tomó forma con “Los hombres lloran también” y “Volveré a nacer”. Raphael no mantuvo diálogo con su audiencia. Sólo al terminar cada canción de su repertorio le agradecía su presencia y cariño con reverencias. “Provocación” fue otro de los temas más aplaudidos de la noche, antes había dado paso a “Ahora” y sacó a flote sus dotes dramáticos en “La noche”.

Luego en el escenario apareció una radio antigua, “en ella se podían escuchar grandes canciones, ahora eso no existe, pero tenemos el recurso de esta radio que nos puede poner cosas así”, y entonces se escuchó a Carlos Gardel, Raphael le hizo un homenaje a este gran representante del tango y luego sonó “Malena”, otro ejemplo del estilo musical argentino.

ENTREGA

Una noche de éxitos 

Raphael se dejaba querer por el público y durante la noche del concierto dispuso de más de una treintena de canciones, de las cuales todavía faltaban por interpretar canciones como “Que sabe nadie”, “Yo soy aquel”, “Escándalo” y  “Como yo te amo”, entre otras muy conocidas por sus seguidores. 
 

JL

Temas

Lee También