Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 22 de Julio 2018

Un gato que humaniza a la burocracia

Natalia Almada estrena hoy su primer largometraje de ficción, “Todo lo demás”, con Adriana Barraza como protagonista
 

Por: El Informador

Adriana Barraza en una de las escenas de “Todo lo demás”. ESPECIAL

Adriana Barraza en una de las escenas de “Todo lo demás”. ESPECIAL

La directora Natalia Almada estrena hoy en cines comerciales su primer largometraje de ficción, titulado “Todo lo demás”, del cual también escribió el guion.

Con una experiencia en el cine documental, en esta cinta Natalia decidió contar la historia de doña Flor, una burócrata que sufre la muerte de su mascota. Con el fallecimiento del gato como el telón de fondo emocional, el filme presenta la experiencia en la oficina del personaje, que ejerce con mucho rigor las especificaciones en los documentos recibe a diario.

En entrevista, Natalia comparte que el personaje de doña Flor refleja esa burocracia exigente que no deja pasar un detalle, rayando en lo kafkiano: “Es esa cosa que nos reímos cuando algo nos incomoda: todos hemos pasado por eso, algún trámite que vas a hacer y faltan copias pero perdimos todo el día. Eso lo hemos vivido todos”.

Agrega que doña Flor es la forma cómo logró reflejar la soledad que surge en el trabajo, “donde no existimos como individuos; ella no ejerce su creatividad, su voluntad. Es parte de un sistema, se ha vuelto deshumanizada hacia los demás y hacia sí misma. Quería que la soledad fuera un reflejo de eso, en cierta forma… Refleja cierta condición humana: de allí nace la película que quería crear, con este mundo, el personaje y lado más íntimo y así humanizar al burócrata”.

Sobre los orígenes de la película, la directora cuenta: “La empecé a escribir hace cinco años. Me interesaba hacer una película sobre la burocracia, sobre la vida interior de una mujer que lleva toda la vida trabajando en una oficina de gobierno, en donde se siente invisible. Hacer un retrato de su vida laboral, también con el lado más íntimo”.

Cabe señalar que Doña Flor es encarnada por Adriana Barraza, la única actriz profesional de la película: “Se sumó al proyecto muy al principio. Escribí de una forma experimental, tenía textos que no eran guion todavía. Ella fue acercándose al personaje, hizo cosas muy padres: fue a buscar su vestuario ella misma para acercarse a doña Flor. Hace una interpretación increíble”.

Actores que no son actores

Natalia comenta que la selección del resto de los personajes “fue una mezcla de buscarlos en la calle y encontrarlos, preguntarles si querían participar. En el metro, está la chica ciega que toca con un bebé en los brazos, o el personaje de Leonardo, él entrega el agua en mi edificio y me encanta su rostro. Es muy bonito trabajar con gente que no son actores, hay unos rostros increíbles”. 

Todo ocurrió en seis semanas

Sobre la filmación, Almada platicó que ésta se llevó a cabo en “seis semanas en la Ciudad de México, yo diría que con un crew bastante reducido en comparación con otras ficciones. Yo había hecho documental, fue un cambio para mí. Filmamos el Metro, en el vagón de mujeres en hora pico y nos metimos allí como si fuera un documental”.

Hasta el momento, la cinta “Todo lo demás” ya ha sido proyectada en festivales, una experiencia que Natalia resalta sobre todo en otros países, donde a pesar de retratar la burocracia mexicana los espectadores se sienten identificados: “Creo que es resultado en muchos sistemas que se desarrollan en todo el mundo. Hemos presentado en la película en Corea del Sur, por ejemplo. Una mujer dijo ‘Yo soy doña Flor’. Hay algo de la burocracia que quizá los lleva a eso. ¿Cómo puede ser que en un lugar tan distinto, que parece no compartir nada con México, una mujer pueda identificarse tanto con el sistema de nuestro país?”, finaliza.

ASISTE

“Todo lo demás” se estrena hoy con 20 copias en Cinépolis y Cinemex, en Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Puebla y Toluca.

Temas

Lee También

Comentarios