Miércoles, 29 de Mayo 2024

Hermanos tarahumaras deben “Correr para vivir”

El director Gerardo Dorantes presenta su ópera prima, en la que aborda una batalla entre el crimen organizado y la búsqueda de los sueños

Por: El Informador

Manuel Cruz Vivas y Vladimir Rivera Mata, en una escena de la cinta “Correr para vivir”. CORTESÍA

Manuel Cruz Vivas y Vladimir Rivera Mata, en una escena de la cinta “Correr para vivir”. CORTESÍA

El próximo jueves 25 de abril se estrena en salas de cine la película mexicana “Correr para vivir”, ópera prima del cineasta Gerardo Dorantes, la cual es protagonizada por Vladimir Rivera Mata y Manuel Cruz Vivas donde también participan Eligio Meléndez, Mayra Sérbulo, Emma Malacara y Osvaldo Sánchez.

La trama es sobre dos hermanos tarahumaras quienes viven en una eterna competencia entre ellos mismos, cada uno con un talento único para correr, pero comienzan a distanciarse. Uno de ellos podría convertirse en el mejor corredor de maratón de todos los tiempos, mientras que el otro ingresa en las filas del crimen organizado como un corredor de drogas entre territorios enemigos.

Cuando el hermano mayor pierde un importante cargamento de drogas, queda endeudado para siempre con los cárteles, poniendo en riesgo su vida y la su familia. Esto los llevará a emprender una búsqueda en la que el hermano menor tendrá que enfrentar el dilema de cumplir sus sueños o caer víctima del crimen organizado. Es así que juntos deben arriesgarlo todo con la esperanza de liberarse del mundo criminal, en busca de la libertad y la realización de sus sueños. A propósito del estreno del filme, EL INFORMADOR conversó con el director y los protagonistas.

“Este es el resultado de un trabajo incansable; sobre todo, en unas condiciones mundiales y sociales que vivimos, como la pandemia… Además de filmar en Chihuahua con los climas y terrenos extremos, además de la situación social que se vive con respecto a la película, que es lo que buscamos reflejar. Ha sido un proceso muy pesado y muy largo, sin embargo, estamos satisfechos. Se logró contar la película que yo quería, a nivel producción está impecable, es una cinta que la gente no se va a arrepentir de ir a ver y yo me siento muy honrado de haber tenido la oportunidad de hacerla. Estoy muy agradecido con el elenco, con el crew en general y con la vida por haberme permitido hacerla”, destaca Gerardo Dorantes.

También, refiere el director que la obra, además de la acción y el suspenso que tiene, despierta otras emociones: “El objetivo de la película era tratar un problema muy actual y muy real que tenemos donde nos podemos identificar o estar al tanto de… Es una película basada en historias reales, donde al hacer esta investigación, llegamos a ver a un ‘burrerito’ que son estos chavos que ponen a correr, lo vimos moviendo paquetes. La película no intenta hacer ningún juicio, no es moralista, simplemente plantea la realidad de una situación desde donde nosotros la vivimos, pero la idea era hacer un filme de entretenimiento, de género, de acción, donde cada 10 minutos pasa algo que te lleva a situaciones extremas que te emocionan, te mueve mucho la víscera, porque es muy intensa y muy cruda, pero también emotiva, dinámica y vertiginosa”.

Por su parte Manuel habla de cómo desarrolló todo este esfuerzo físico e interpretativo que se ve representado en la película, resalta que él y Vladimir tuvieron un par de meses de preparación previo al rodaje con Bernardo Velasco, un coach de actores: “Estuvimos trabajando físicamente de una forma muy intensa para tratar de emular un poco las condiciones adversas en las que estos personajes viven. Entrenamos tres o cuatro veces a la semana y los últimos días estuvimos entrenando diario, fue un entrenamiento físico y mental muy emocional, analizando escenas y creando relaciones entre los personajes. No sólo Vladimir y yo estábamos en ese proceso, también estaban Emma Malacara y Osvaldo Sánchez, nos hicimos una compañía previa al rodaje que ayudó muchísimo para a la hora de hacer estas escenas tan crueles, violentas y de hermandad, no fuera un contacto fugaz, todo fue muy entrañable”.

Finalmente, expresa Vladimir sobre la relación de hermanos que establece con Manuel: “Justamente él y yo nos reuníamos aparte de estos entretenimientos, nos íbamos a correr a los parques con huaraches, íbamos a tomar café a Coyoacán, todo para crearles una vida a nuestros personajes, así como una fraternidad y un vínculo realmente fuerte, así que creo que se logró, porque se ve muy bonita esa esencia de un par de hermanos que son inseparables. Todo lo tejimos a mano, yo me la pasé escribiendo mucho a la par del proceso físico. Fue una preparación muy ardua, creativa y muy inspiradora”.

El director de cine, Gerardo Dorantes, presenta una historia que refleja la realidad de las comunidades tarahumaras en México. CORTESÍA

Una carrera para sobrevivir

“Correr para vivir” presenta la historia de dos hermanos tarahumaras en eterna competencia y con un talento singular para correr, ven sus caminos distanciados. “Homero” (Vladimir Rivera Mata) el hermano menor, busca convertirse en el corredor más grande de todos los tiempos, mientras que su hermano “Capó” (Manuel Cruz Vivas) cae en las redes de la delincuencia organizada, en búsqueda de un mejor futuro.

¿Quién es Gerardo Dorantes?

Estudió la carrera de cine en la Universidad de Sydney, Australia, y posteriormente obtuvo su maestría en Dirección Cinematográfica por la Universidad Tecnológica de Sydney (UTS). Gerardo Dorantes es un director con una amplia experiencia en formatos más pequeños, como el cortometraje y la publicidad. “Correr para vivir” es su primer largometraje como realizador.

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones