Domingo, 03 de Julio 2022

Mexicanos ganan en la Fabrique Cinéma 2022, de Cannes

"Goodspeed Satan", de José Pablo Escamilla, y "Acapulco magic", de Tavo Ruiz, fueron seleccionadas para ser impulsadas en la industria cinematrográfica internacional

Por: SUN .

José Pablo Escamilla, director de

José Pablo Escamilla, director de "Goodspeed Satan", Diandra Arriaga, productora; Tavo Ruiz, director de "Acapulco magic", y Rodrigo Álvarez. SUN/A. Musi

Dos filmes mexicanos, "Acapulco magic" y "Goodspeed Satan" se encuentran entre los 10 ganadores que este año ha elegido la Fabrique Cinéma. 

Este es un programa de acompañamiento cinematográfico único en el mundo que patrocina el Instituto francés, un magnífico trampolín que se enfoca en apoyar a los talentos que provienen de países del Sur o emergentes para que encuentren los apoyos necesarios para realizar sus proyectos. 

Tiene una estrecha relación con el Festival de Cannes y cada año selecciona 10 proyectos en desarrollo que sean primeros o segundos largometrajes para conectarlos con la industria internacional y ayudarlos para que logren coproducciones y accesos que haga viable la ejecución de sus proyectos.

Tras la presentación de los galardonados en una de las terrazas de la Villa Internacional del Festival, EL UNIVERSAL tuvo oportunidad de hablar con los directores y productores de ambas cintas. 

El punto en común: ambos recalcaron la importancia de encontrar apoyos en el extranjero, pues la producción en México se ha complicado mucho.

Para José Pablo Escamilla, director de "Goodspeed Satan" "el hecho de que estemos en Cannes y vayas al Mercado del Festival y veas los stands de todos los países del mundo, grandes o pequeños, pero no esté el de México en donde tenemos una industria fuerte y se están haciendo cosas increíbles es indignante, una vergüenza", dijo frustrado al comprobar la escasa presencia de nuestro país en un festival.

Su productora, Diandra Arriaga, explicó cómo el camino para encontrar nuevas formas de hacer cine ante la precariedad de apoyos públicos ha sido el de la colaboración entre la comunidad artística.

Para esta nueva generación de cineastas el único objetivo es seguir filmando.

"No buscamos que nuestras películas generen dinero, simplemente que podamos seguir rodándolas, tener un techo y lo suficiente para pagar un seguro médico si nos enfermamos", apuntó Diandra.

"Goodspeed Satan" habla de un tema dolorosamente usual en México: el de las personas que descubren que su padre tenía otra familia, la famosa casa chica, y cómo lidian con eso. 

"Es un filme que habla del machismo sistemático tan normalizado en nuestro país. Con esta historia me ha pasado que cada vez que se la cuento a alguien me dice que tiene a un conocido, sino es que ellos mismos, que ha vivido algo similar", compartió.

La historia de Tavo Ruiz también tiene mucho de él. 

En "Acapulco magic" a través de su protagonista, un adolescente que es forzado a ejercer la prostitución por su propia madre, toca un tema tabú en México del que es urgente e imperativo empezar a hablar: los abusos sexuales a menores.

"Las personas me dicen que soy muy valiente por decirlo pero me siento orgulloso de hacerlo porque sé que es como puedo ayudar a los demás y también exorcizarlo; yo, mi hermana y mi mamá fuimos víctimas de abuso sexual cuando éramos niños", compartió el director respecto a la importancia que tiene para él contar esta historia.
 

Temas

Lee También