Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Diciembre 2018

La música se reencuentra con la calle

El festival 212 RMX reunió a centenas de asistentes ávidos de escuchar propuestas de todos los géneros

Por: El Informador

Camilo VII. La banda conectó muy bien con los asistentes. EL INFORMADOR/A. Camacho

Camilo VII. La banda conectó muy bien con los asistentes. EL INFORMADOR/A. Camacho

El día de ayer tuvo lugar una edición más del festival 212, de la estación de radio RMX.

Como ya es una tradición, sobre la Avenida Chapultepec se montaron los escenarios para recibir una treintena de propuestas musicales, con Julian Casablancas y The Voidz como los estelares.

Otros grupos que encabezaron el cartel fueron los mexicanos de Kinky y venezolanos de Los Amigos Invisibles (al cierre de la edición todavía por subir al escenario).

El 212 RMX, imitado pero no igualado

Originarios de Colombia, Telebit inauguró el escenario ubicado en la Glorieta de los Niños Héroes, uno de los principales. El otro extremo del festival 212 estuvo en el cruce de Chapultepec con Justo Sierra, en el que se presentó el grupo de metal mexicano S7N, ejemplo de la diversidad de géneros en el line up. Durante su presentación, al igual que con otras agrupaciones, fue evidente el ambiente familiar, incluso con pequeños niños en los hombros de sus padres.

En el escenario de Guadalupe Zuno, al comienzo de la jornada se presentó Carranza, cuyo vocalista bromeó con el estribillo de una de sus canciones más sonadas actualmente: “El 212 es culpa de la música’”.  

En el enclave de la calle Libertad, a unos pasos de su cruce con Chapultepec, estuvo el escenario dedicado a la música electrónica, con djs como Guarch, que musicalizó el atardecer con sus beats. Un espacio más para la música electrónica estuvo en el cruce de Morelos: no un escenario, pero sí un vehículo de uno de los patrocinadores con un dj en la parte superior, para amenizar la caminata entre los escenarios.

Al igual que las ediciones pasadas, se protegieron las jardineras del camellón, que por ser noviembre todavía está adornado con las singulares catrinas por el día de muertos.

Público. La audiencia se mostró entusiasta. EL INFORMADOR/A. Camacho

No sólo música

A lo largo de la céntrica avenida, el público encontró no sólo la oferta gastronómica habitual, pues también se montaron puestos ambulantes y stands de patrocinadores. Entre los stands cercanos a Avenida Vallarta estuvieron los de Risaterapia, Greenpeace y Canica (apoyo para niños con cáncer). Entre la multitud también hubo voluntarios recabando firmas para la candidatura de Pedro Kumamoto en las siguientes elecciones, muestra de los tiempos políticos que se viven en la ciudad.

Para algunos músicos del cartel, este concierto representó un reencuentro luego de años de ausencia. Fue el caso de Julian Casablancas y The Voidz, quienes visitaron el Teatro Diana en 2014. Otros músicos volvieron a complacer a sus seguidores apenas semanas después de haberse presentado en Guadalajara. Así sucedió con José Madero, quien estuvo hace semana y media en el Teatro Diana, o Los Amigos Invisibles, que recién se presentaron en las Fiestas de Octubre. Conforme avanzó la noche, la concurrencia fue cada vez mayor, con público predominantemente joven.

Temas

Lee También

Comentarios