Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 06 de Diciembre 2019

La frontera entre el cine y la televisión "está pasada de moda": Susanne Bier

La directora ganadora del Oscar habla sobre la importancia de las plataformas de streaming como parte del mundo del cine

Por: EFE

Susanne Bier estrenó hoy, junto a Netflix,

Susanne Bier estrenó hoy, junto a Netflix, "Bird Box", cinta protagonizada por Sandra Bullock. INSTAGRAM / susannebier

La frontera entre lo que es cine y lo que es televisión, en un momento en el que proliferan las plataformas de streaming, es difusa y hasta "pasada de moda", según la directora danesa Susanne Bier, que estrena ahora "Bird Box".

"Creo que los límites entre la televisión y el cine están difuminándose y que ese tipo de división está pasada de moda", dice Bier en Berlín, donde presentó la cinta que protagoniza Sandra Bullock y que se estrenó el día de hoy en Netflix.

"Los cines van a cambiar, pero las plataformas de streaming no van a desaparecer, eso está claro, todos las usamos y la mayor parte de nosotros lo hacemos con gusto y van a ser más grandes y más importantes"

En "Bird Box" cuenta una historia postapocalíptica en la que interpreta a una mujer y sus dos hijos que tratan de salvarse años después de que una presencia invisible llevara al suicidio de casi toda la sociedad.

Producida por Netflix, esta plataforma la exhibió previa y brevemente durante una semana en cines de Los Ángeles, Nueva York, San Francisco y Londres, antes de hacerla disponible el 21 de diciembre.

"No quiero que desaparezcan los cines. Creo que el cine es una experiencia muy social", advierte Bier, ganadora de un Oscar en 2010 por "En un Mundo Mejor", sobre este nuevo trabajo.

Bier indica que "los cines van a cambiar, pero las plataformas de streaming no van a desaparecer, eso está claro, todos las usamos y la mayor parte de nosotros lo hacemos con gusto y van a ser más grandes y más importantes".

Que las fronteras entre cine y televisión están en territorio difuso lo da con un ejemplo: "yo puedo verme fácilmente todo un domingo mirando un programa de televisión en un cine con mucha más gente".

"Pero también me acuerdo de estar viendo las dos partes de 'Novecento' de (Bernardo) Bertolucci en una sola vez y aquello fue una experiencia cinematográfica maravillosa", dice respecto a la exhibición tradicional de un filme.

Y por eso considera perfectamente aceptable hacer lo mismo con una producción para la televisión: "puedo imaginarme a mí misma viendo seis episodios de una serie en un cine durante todo un día y creo que hay maneras de fusionar los dos sin que se maten entre ellos".

"Creo que la industria está cambiando, y están cambiando también los papeles y en lo que afecta al género, la edad, la etnia, todo eso está cambiando, pero va demasiado lento y para que se acelere necesitamos tomar medidas"

Aunque advierte: "si la guerra no termina sí se matarán el uno al otro. Tiene que ir hacia adelante de una manera colaborativa", añade respecto a la perspectiva que le ve a las relaciones entre la televisión y el cine.

Confiesa que "debería" poder detectar las "fronteras" entre ambos, pero admite que no las ve.

"Sé que debería, pero si uno no las ve... Creo que si uno se fija en el público contemporáneo de la televisión, el cliché típico de la televisión en el que ves dos caras hablándose la una a la otra con tomas del mismo tamaño...el público actual no quiere eso, no va a quererlo".

"La televisión se está convirtiendo en algo más sensual, más visual, más interesante desde el punto de vista visual y van a impactar el uno sobre el otro, está claro", zanja sobre un asunto del que obviamente le interesa hablar.

Sobre uno de los aspectos que más ha impacto en los últimos meses a la industria del cine, el trato a las mujeres y la influencia que estas tienen o deben tener, opina que hay una transformación en marcha.

"Creo que la industria está cambiando, y están cambiando también los papeles y en lo que afecta al género, la edad, la etnia, todo eso está cambiando, pero va demasiado lento y para que se acelere necesitamos tomar medidas", defiende.

"Yo solía estar muy en contra de las cuotas pero ahora pienso que puede ayudar. Creo que hace falta introducir algunas normas para llegar a un punto en el que haya un reparto equitativo", agrega Bier.

Estima que los cambios a favor de una mayor presencia femenina en el cine se están dando, pero "muy, muy lentamente", recuerda que 2017 fue "el peor" año para las mujeres en la industria y cree que "lo que sucede es que no es un movimiento continuo hacia delante sino que se dan dos pasos hacia adelante y uno hacia atrás". 

AC

Temas

Lee También