Domingo, 14 de Abril 2024

Este es el ritual más poderoso del 29 de febrero para atraer el dinero y amor

Aprovecha la energía de los años bisiestos para mejorar tus relaciones y prosperidad

Por: El Informador

Para este ritual es necesario una vela roja, una cinta dorada y una copa de licor. UNSPLASH/Sixteen Miles Out

Para este ritual es necesario una vela roja, una cinta dorada y una copa de licor. UNSPLASH/Sixteen Miles Out

Los años bisiestos, donde se le agrega un día a mes de febrero para hacer más precisa la cuenta de los días y evitar que, a la larga, el calendario se desfase, están cargados de creencias, tanto negativas como positivas.

Será la rareza de ver un día extra en el calendario, pero en la cultura popular incluso se han forjado refranes como "Año bisiesto, año siniestro" o "Año bisiesto, ni viña ni huerto", que hacen referencia a un mal presagio. En el México antiguo, por su parte, los días que se agregaban al calendario azteca y que tenían el mismo afán de precisión eran llamados días "nemontemi" y eran considerados de mala suerte o inútiles, en ellos la gente limitaba sus acciones para evitar las desgracias.

Pero, como se dijo, hay otras creencias que se lo toman de mejor manera e incluso los consideran de buena suerte. La astrología interpreta a estos años singulares como momentos de intensificación energética, por lo que la influencia de los astros en nuestras vidas es más notorio; desde la perspectiva numerológica, los años bisiestos se consideran afortunados y propicios para el crecimiento personal y los cambios positivos.

Si quieres aprovechar estas perspectivas, te presentamos un ritual para realizar este 29 de febrero a las 11:11 (hora muy significativa para la numerología) para atraer el amor y la prosperidad a tu vida.

Es necesario una vela roja o rosa, una copa de champán o vino espumoso y una cinta dorada de papel o tela en la que sea posible escribir. Estos elementos deben comenzar a ser montados en una mesa a las 11:11, de la mañana o de la noche.

Sobre la cinta se escribe el nombre de la persona que se quiere conquistar. Se enciende la vela, y después se deben cerrar los ojos para imaginar por unos minutos la felicidad con esa persona. Después de sentir alegría se debe repetir la palabra "gracias" tres veces y abrir los ojos.

La vela se deja arder hasta que se apague por sí misma. Después de que eso pase, el licor debe ser vertida sobre la tierra o una maceta, y la cinta se ata en la muñeca o un tobillo, donde debe permanecer hasta que se desprenda por sí misma, al caminar o al bañarnos.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones