/contenidos/2017/11/27/noticia_0037.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 18 de Junio 2018
Economía | Se trata de El Encino-Topolobampo, Tula-Tuxpan, Villa Reyes-Ags. y Samalayuca-El Sásabe 

Retrasos en gasoductos obligan a comprar gas caro

El precio del gas natural licuado, que entra a México por las regasificadoras, está arriba de 8.1 dólares por millón de BTU

Por: El Informador

El país tendrá que continuar, al menos durante el siguiente año, con el alza en importaciones de gas natural licuado. AP/Archivo

El país tendrá que continuar, al menos durante el siguiente año, con el alza en importaciones de gas natural licuado. AP/Archivo

Al menos cuatro gasoductos presentan retrasos importantes que pondrán en aprietos al suministro de gas natural a México para el siguiente año, obligando a que las importaciones de gas natural licuado, que cuesta casi tres veces más que el Henry Hub estadounidense, sigan en aumento. 

De acuerdo con S&P Platts, el gasoducto El Encino-Topolobampo, que construye Transcanada, debió estar listo desde julio de este año, sin embargo, no verá la luz hasta la segunda mitad de 2018; lo mismo que el de Tula-Tuxpan, de la misma empresa, y que iniciará operaciones hasta diciembre del siguiente año. 

El segundo proyecto es el gasoducto Villa Reyes-Aguascalientes-Guadalajara, que Fermaca le construye a la CFE, y que debió entrar en operaciones a inicios de este año, pero que comenzará a operar apenas durante los primeros meses del año que viene. 

Samalayuca-El Sásabe es otro de los gasoductos que presenta retrasos en su construcción por parte de Grupo Carso para la CFE, de acuerdo con la firma de análisis energético en información compartida a El Financiero, pues debió entrar en operaciones en este mes de noviembre, pero realmente lo haría hasta octubre de 2018. 

Al respecto, Javier Díaz, director de análisis y consultoría de Energía S&P Platts, comentó que “por estos problemas de retrasos ha habido un repunte en importaciones de gas natural licuado, en algunos casos, incluso, ha sido imposible importar más de Estados Unidos”, comentó. 

Como referencia, el precio del gas natural licuado, que entra a México por las tres terminales regasificadoras que existen en Manzanillo, Altamira y Ensenada, está por arriba de los 8.1 dólares por millón de BTU, mientras que el gas natural del Sur de Estados Unidos apenas toca los 2.9 dólares por millón de BTU. 

“La capacidad de importación está saturada, y esperamos que siga siendo una limitación en el downstream hasta finales de 2018”, comentó Díaz en entrevista. 

En total las importaciones de gas natural de Estados Unidos tocarán, de acuerdo con la firma de análisis, los 4.08 mil millones de pies cúbicos diarios en promedio durante todo 2017, 10 por ciento por encima de los 3.7 mil millones de pies cúbicos diarios de 2016. 

Al respecto, Ramsés Pech, analista de Caravia y Asociados, comentó que en el caso específico de l ducto de Tula-Veracruz el problema ha sido que no se puede contar aún con los derechos de vía, en los demás casos, señaló que los retrasos se deben a modificaciones en la planeación financiera de los proyectos. 

Así, afirma, el país tendrá que continuar, al menos durante el siguiente año, con el alza en importaciones de gas natural licuado. 

“El producto entre más lejos de los centros se producción esté donde se concentra para consumir más caro”, comentó. 

INDICADORES DE PEMEX 

En el décimo mes del año se produjeron 1.9 millones de barriles diarios. NOTIMEX/Archivo 

Producción de crudo sale del pozo en octubre 

La producción de crudo en México de Pemex salió en octubre desde un mínimo de 37 años registrado en septiembre, al aumentar 9.9 por ciento frente al mes previo, de acuerdo con cifras reveladas el viernes por la petrolera. 

Según los datos oficiales, durante el décimo mes del año se produjeron 1.9 millones de barriles diarios, cifra por arriba de los 1.73 millones registrados el mes previo. 

El incremento de octubre rompe una racha negativa de cuatro meses a la baja en la producción de petróleo, sin embargo, se mantiene cerca de niveles mínimos en casi cuatro décadas. 

En contraste, la producción de gasolinas de la empresa productiva del Estado cayó 2.04 por ciento, con lo que se ubicó en 48 mil barriles diarios, un nuevo mínimo histórico, que se suma a otros tres récords registrados en 2017 

Por otra parte, la producción de gas licuado cayó 3.28 por ciento, mientras que la de etanol subió 3.26 por ciento. 
 

Temas

Lee También

Comentarios