Viernes, 23 de Abril 2021

Guía para aprovechar y no endeudarse en el intento

Hay descuentos difíciles de eludir, pero ¿cómo evitamos que la deuda arrastre durante años?
 

Por: El Informador

Determinar un monto máximo a gastar es un buen comienzo para no dejarse llevar por el consumismo. ESPECIAL

Determinar un monto máximo a gastar es un buen comienzo para no dejarse llevar por el consumismo. ESPECIAL

Durante el Buen Fin, las calles se inundan con letreros de ofertas que van desde 10 y hasta 80 por ciento. Eso es tentador. La oportunidad perfecta para conseguir el producto que buscabas desde hace mucho a un precio más bajo. Pero… ¿cómo hacer para que esas ofertas de un fin de semana no las terminemos pagando 10 años después?

1.- ¿A poco lo necesito?

Lo más importante es tener claro los artículos que necesitas y enlistarlos antes de salir de compras. Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), algunas preguntas que te ayudarán son: ¿Si no estuviera en oferta, lo compraría? ¿Realmente lo necesito? ¿Cuánto tiempo lo voy a utilizar? ¿Qué tan rápido se deprecia? ¿Vale la pena pagarlo a mensualidades?

2.- Revísate la cartera

¿Ya decidiste que sí lo necesitas? Bien. Ahora revisa tu presupuesto y determina un monto máximo. Si tienes ahorros,  puedes tomar parte de ellos para evitar endeudarte. No olvides considerar tus deudas, pues si piensas pagar con tarjeta de crédito y ya tienes algún artículo a meses sin intereses, es probable que esa deuda extra pueda causarte un dolor de cabeza.

3.- Ponte un tope

Asegúrate de que los pagos mensuales no excedan 30% de tu ingreso mensual, pues de otro modo correrías el riesgo de atrasarte. También paga a tiempo para evitar que tus meses sin intereses se conviertan en una deuda común; eso comenzaría a generar intereses. Respeta las fechas de corte.

4.- ¿A poco es tan barato?

Verifica precios. Y para ello no hay mejor asistente que la tecnología. Por ejemplo, si te descargas la aplicación del Buen Fin 2019, en lugar de tener que ir tienda por tienda podrás saber también cómo ha cambiado el precio del producto y así saber si estás frente a la oferta de tus sueños… o un embuste.

5.- Préndete de las redes

Seguir las cuentas de Twitter y Facebook de las tiendas participantes para monitorear sus ofertas, así como seguir a tu banco en redes sociales y a través de su página de internet, es una buena estrategia para conocer las promociones exclusivas.

6.- No te salgas sin checar precios

¿Ya vas a salir de la tienda? Detente. No olvides que después de pagar debes revisar los recibos y verificar que la cantidad que aparece en la lista sea la correcta, y que además coincida con la promoción. También guarda todos tus comprobantes, pues serán necesarios en caso de surgir alguna aclaración.

7.- Consejos para compra en línea

Si prefieres hacer compras por internet, también hay consejos para que éstas sean seguras. La primera y más elemental es verificar que el sitio es seguro. Y para ello observa que la dirección donde vas a realizar tu compra comience con las letras “https” o “shttp”, y que en la parte inferior o superior derecha de la barra de estado tenga el ícono de un candado.

8.- Aléjate de redes inseguras

No es recomendable que hagas tus compras en cibercafés o equipos compartidos, pues al ser de uso común no hay certeza de que estén libres de virus. Lo ideal es hacerlo desde tu casa y cargar en tu equipo programas antivirus, firewall y antispyware para navegar seguro. Tampoco te conectes a redes Wi-Fi gratuitas, después te puede salir caro.

9.- Verifica, siempre verifica

Revisa que el sitio contenga su dirección física, teléfono y correo electrónico. Y sobre todo que esa información sea auténtica. Eso es muy importante, pues si se presenta algún problema será fundamental localizar el establecimiento. Y al igual que las compras físicas, imprime los comprobantes o guarda capturas de pantalla.

10.- ¿Cayó el aguinaldo? Úsalo bien

Muchas empresas optan por adelantar el aguinaldo a sus trabajadores para que aprovechen las ofertas del Buen Fin. Esto es bueno y malo, pues hay quienes se gastan todo. Aguántate un poco, recuerda que después habrá gastos extra como la cena de Navidad y los impuestos de inicio de año, así que mantén un pequeño ahorro, pues aunque pueden ser buenas ofertas no tener autocontrol te puede llevar a la bancarrota.

Temas

Lee También