Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Febrero 2019

Cuatro retos del Ejército para poder construir Santa Lucía

Expertos dicen que la milicia tendrá que subcontratar y que puede caer en opacidad, sobrecostos y demoras 

Por: El Informador

Especialistas dudan sobre la capacidad de las Fuerzas Armadas para hacer la obra. NOTIMEX

Especialistas dudan sobre la capacidad de las Fuerzas Armadas para hacer la obra. NOTIMEX

En marzo de este año, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) comenzará las obras del aeropuerto a edificarse en la base militar de Santa Lucía, situada en Zumpango, Estado de México. 

El costo del nuevo puerto aéreo rondará los 70 mil millones de pesos e implicará la construcción de dos pistas y el edificio terminal para pasajeros, para el cual se destinaron 15 mil millones del presupuesto de egresos de 2019. 

Sin embargo, hay dudas sobre la capacidad de las Fuerzas Armadas para llevar a cabo una infraestructura aeroportuaria que buscará aminorar la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). 

Expertos coincidieron en que el Ejército enfrenta cuatro retos para el desarrollo del proyecto: demostrar su capacidad como constructor, levantar un aeropuerto eficiente, ser transparente en la obra y terminarla en tres años (plazo fijado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador).

Construcción 

En diciembre de 2018, el titular de la Sedena, Luis Crescencio Sandoval González, reveló que los ingenieros militares levantarán el aeropuerto de Santa Lucía. 

Sin embargo, Luis Felipe Aguilar, socio del despacho Aguilar & Loera, refirió que la Sedena necesitará de terceros para insumos, mano de obra y consultores aeronáuticos, civiles y comerciales, por lo que subcontratará empresas para llevar a cabo el proyecto. 

Al respecto, Eduardo de la Peña, socio de infraestructura de Deloitte, señaló que si bien las fuerzas armadas tienen capacidad de ejecutar la obra civil del aeropuerto en Santa Lucía, hay posibilidades de que éste no se edifique como un puerto aéreo comercial, como se tiene planeado. 

“El problema sería que construyan esta obra como una base aérea y no como un aeropuerto comercial”, agregó De la Peña. 

Transparencia 

La transparencia será uno de los retos más importantes en la edificación de Santa Lucía a manos del Ejército. Debido a que fue asignada a una institución federal, la Ley General de Obras estipula a los entes públicos evitar las licitaciones públicas, refirió el abogado en aeronáutica, Rogelio Rodríguez. 

Además, la Sedena podría objetar ‘cuestiones de seguridad nacional’ para impedir la transparencia en los mecanismos de asignación de contratos y de adquisiciones para el nuevo aeropuerto en Santa Lucía. 

Cabe recordar que ingenieros militares participaron en la construcción de la barda perimetral del aeropuerto en Texcoco e incurrieron en un sobrecosto de obra de mil 383 millones de pesos o 89 por ciento más de lo presupuestado, así como en un 53 por ciento más del tiempo estimado para concluir la obra. 

De la Peña indicó que la milicia puede recurrir a contratar de manera directa o realizar invitaciones restringidas a tres empresas, por lo que la ‘opacidad’ será un tema para vencer. 

“El Ejército no tiene que pasar por licitaciones públicas por temas de seguridad nacional, por lo que está obligado a ser lo más transparente posible”, añadió. 

Precio 

Según el Plan Maestro de Santa Lucía, la construcción del puerto aéreo tendrá un costo de 70 mil millones de pesos, 26 por ciento del estimado para el aeropuerto de Texcoco. 

Eduardo Ramírez, presidente nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), refirió que el Gobierno prefirió la administración directa, es decir, que una institución del Estado ejecute la obra porque es más económico, pero omiten hacer una relación de gastos reales de la obra, ya que no toman en cuenta nómina de ingenieros y trabajadores, equipo y servicios. 

De la Peña aseveró que el costo real del aeropuerto superará lo estimado, ya que 80 por ciento de las obras tienen sobrecostos porque se sobrestima la capacidad de ejecución y se subestiman los gastos. 

“Se debería contemplar el sobrecosto porque siempre lo habrá; el secreto es minimizarlo, ya que puede haber un error de ingeniería o encarecimiento de materiales no contemplado”, explicó. 

Tiempo 

El presidente de México ha asegurado que Santa Lucía estará listo en tres años, a diferencia del aeropuerto de Texcoco, que tomaría todo el sexenio. 

“En tres años vamos a tener 5 pistas y 2 aeropuertos (Santa Lucía y el AICM). Vamos a detener el problema de saturación del actual aeropuerto”, dijo en un programa reciente de La Silla Roja, de El Financiero Bloomberg. 

De la Peña descartó que en este tiempo se entregue el proyecto de Santa Lucía, dado que no hay estudios previos para comenzar a construir las pistas. 

“Si se tuvieran todos los estudios y se iniciara la construcción, quizá se podría completar una primera fase en tres años, y aun así sería complicado. Pero partir de menos es preocupante”, refirió el experto. 

Un constructor que pidió el anonimato, señaló que si los militares construyen esta obra tardarían 15 años, pues no tiene el equipo y personal adecuado. 

Temas

Lee También

Comentarios