Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 07 de Diciembre 2019

Paola Espinosa, mamá de alto rendimiento

La clavadista trabaja arduamente para mantenerse entre la élite de su deporte, disfrutando de ser madre al mismo tiempo

Por: El Informador

A la espera de su regreso a las competencias internacionales, Espinosa quiere demostrar que sigue estando en la élite de su deporte. EL INFORMADOR/A. Camacho

A la espera de su regreso a las competencias internacionales, Espinosa quiere demostrar que sigue estando en la élite de su deporte. EL INFORMADOR/A. Camacho

Hoy los entrenamientos de Paola Espinosa han cambiado.

La clavadista y doble medallista olímpica intercala los ejercicios con caricias y chiqueos para su pequeña hija. Sin embargo, no por ello es menos seria en sus esfuerzos: hace flexiones como nadie, usa los aparatos del gimnasio como nadie y mima a su pequeña como nadie. Es madre y atleta de alto rendimiento.

Ya han pasado nueve meses desde que trajo al mundo a la pequeña Ivana, por eso hoy puede llevarla a sus entrenamientos para que sea testigo de su día a día.

Cualquier espacio acolchonado es bueno para sentar a una niña que también intercala sus tiempos: un ojo al biberón y otro a su madre, la medallista de bronce en Beijing 2008 y de plata en Londres 2012.

Paola posa con la pequeña Ivana, quien acompaña a su madre en los entrenamientos.

Tocó gimnasio, se trabaja lejos de la alberca, pero Paola no oculta que Ivana lleva en la sangre el gusto por el agua. “No me emociona tanto la idea de que Ivana pudiera ser clavadista como yo y su papá, pero nos hemos dado cuenta de que ama estar en el agua, tiene un gusto nato por ella. Cuando sea más grande ya decidirá, pero por lo pronto  parece estar enamorada de la alberca”.

Con la llegada de 2018 también llegaron nuevas metas para Paola Espinosa. Entre sus principales retos, además de afrontar las dificultades propias de ser mamá primeriza, también figura una posible clasificación a los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018. Dos fines completamente distintos, pero igualmente complicados.

“Ha sido difícil, ser atleta de por sí es duro, pero lo hemos sabido llevar muy bien y me siento feliz de poder demostrar que ser mamá no tiene por qué afectar tus demás sueños. No tienes que renunciar a una parte para poder realizar la otra".

“Afortunadamente he encontrado una gran ayuda en la niñera de mi hija. Al principio no estaba del todo convencida de contar con alguien para que me ayudara a cuidar a mi bebé, pero mi suegra me la presentó y estoy muy contenta con su trabajo y con toda la ayuda que me ha brindado desde que está con nosotras”.

TOKIO 2020
Inicia el camino

Aunque este año Paola Espinosa busca participar en Barranquilla 2018, el camino hacia Tokio iniciará hasta 2019, año en que comenzarán a disputarse los boletos a los siguientes Juegos Olímpicos.  

AGENDA
Competencia en la mira

Los primeros boletos para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 comenzarán a repartirse en los Campeonatos Mundiales de Natación, mismos que se celebrarán en julio de 2019 en Gwangju, Corea del Sur, justa a la que Espinosa espera acudir.

HISTORIA
Por sus quintos Olímpicos

Paola Espinosa busca clasificar a los que serían sus quintos Juegos Olímpicos, ya que ha estado presente en Atenas 2004, Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016.

Siempre competitiva

A lo largo de su carrera, Paola ha demostrado infinidad de cosas. No hay quién ponga en duda su calidad como atleta y sus triunfos son argumento suficiente para desvirtuar cualquier crítica.

A pesar de lo anterior, su naturaleza competitiva no le permite conformarse con lo hecho y ahora, a la espera de su regreso a las competencias internacionales, quiere demostrar que sigue estando en la élite de su deporte.

 “Entre todas las cosas que también quiero demostrar, sobre todo a mí misma, es que después de ser mamá podemos volver a competir en el mejor nivel del mundo. Pasa mucho que algunas atletas pierden nivel luego de dar a luz, por eso yo también quiero demostrar que no siempre pasará eso. Quiero volver a competir en los grandes eventos y en los mejores niveles”.

Espinosa trata de ser la mejor mamá posible. Sus metas son de altos vuelos y de a poco camina para cumplirlas. Hoy, con su pequeña en brazos, advierte que quiere una tercera medalla olímpica.

“Siempre me quedé con la espinita de ganar una medalla olímpica en individual, por eso sueño que en Tokio la puedo lograr. Es una meta con un camino largo, me gustaría ganarla y colgársela a Ivana”, advirtió la clavadista.

NUMERALIA

2 medallas olímpicas de Espinosa; un bronce y una plata.
3 preseas de la clavadista en Campeonato Mundial, una es de oro.
3 oros en su única participación en JCC, en 2010.
13 medallas en Panamericanos, ocho de éstas son aúreas.

Temas

Lee También