Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 23 de Septiembre 2018

Padrísima serie

San Diego se lleva la trilogía disputada en Monterrey después de blanquear ayer a los Dodgers de Los Ángeles

Por: El Informador

De fiesta. Los Padres de San Diego salieron de Monterrey con la mano en alto después de haber sido blanqueados y sin hit en el primero de la serie frente a los Dodgers. AP/E. Verdugo

De fiesta. Los Padres de San Diego salieron de Monterrey con la mano en alto después de haber sido blanqueados y sin hit en el primero de la serie frente a los Dodgers. AP/E. Verdugo

En el tercer juego, San Diego le cobró una pequeña revancha a Los Ángeles. No fue un juego sin hit para los pitchers de los Padres, pero dejaron en cero la pizarra de los Dodgers para llevarse la serie en México.

Un cuadrangular de Eric Hosmer abrió los cartones a favor de los frailes, que triunfaron 3-0 en el último espectáculo de Grandes Ligas en Monterrey, durante una cálida tarde en el Palacio Sultán, digno del mejor beisbol del mundo.

Sin la necesidad de Christian Villanueva, desaparecido durante los tres días, para impulsar carreras, San Diego le conectó 11 hits a los Dodgers y recupera la dignidad y un par de triunfos antes de regresar a California.  

Villanueva no pudo brindarle el grito de hit a la afición mexicana en los tres días que estuvo en su país. El tercera base de los Padres se despidió con 11-0 (una base por bola y tres ponches entre los tres encuentros).

El tapatío nunca midió correctamente una bola que pudiera conectar en seco, mínimo, para un sencillo. Tuvo un par que se marcharon ligeramente por la línea de foul, pero nada que alarmara a Dodgers. El acelere por querer apuntarse un imparable le forzó a buscar pelotas fuera de su alcance.

Tras conseguir el galardón al Novato del Mes en la Liga Nacional, Villanueva no encontró fortuna en casa.

La victoria fue para el joven lanzador Eric Lauer, su primera dentro de Grandes Ligas. El zurdo, de 22 años de edad, estuvo sobre el montículo seis entradas, recibió siete hits y una base por bola; ponchó a cinco.

Fue el tercer juego de uno de los prospectos del manager Andy Green, quien el sábado pidió que se alejara la lluvia de Monterrey para no tener algún inconveniente. Se le cumplió.

 

El que se fue con la cabeza agachada fue Tony Cingrani, quien permitió dos carreras de San Diego gracias al vuelacercasde Hosmer, en la quinta entrada.

Los Dodgers regresan a su casa para la serie frente a Arizona que arranca mañana. Los Padres ya tienen juego hoy por la noche; reciben a los Nacionales de Washington.

Gran respuesta

Los boletos para disfrutar los tres juegos de la serie prácticamente volaron de las taquillas a las pocas semanas de haberse anunciado.

Los más cotizados fueron los de categoría Platino VIP, con un costo cada unos de 200 dólares con derecho a ver los tres juegos en el Palacio Sultán, casa del equipo local Sultanes.

Estas mismas entradas se cotizaron hasta el doble de su costo a través de redes sociales durante la semana pasada.

Sin embargo, eso no impidió que la afición mexicana al Rey de los Deportes, que se nutrió de seguidores de distintos puntos del país, principalmente del área del Norte, abarrotara las gradas de la casa de los Sultanes de Monterrey en el regreso de las Grandes Ligas a México después de 19 años.

NUEVA YORK DEJA TENDIDOS A SUS RIVALES
La juventud saca a flote a los Yankees frente a los Indios de Cleveland

Gleyber Torres se convirtió en el pelotero más joven en la historia de los Yankees en dejar tendido al rival con un cuadrangular, al pegar un batazo de tres carreras en la parte baja de la novena entrada que dio a Nueva York un triunfo ayer por 7-4 sobre los Indios de Cleveland.

Los Yankees sumaron su decimoquinta victoria en los últimos 16 encuentros.

Con una edad de 21 años y 144 días, el venezolano reemplazó a Mickey Mantle, que tenía 21 años y 185 días cuando conectó un cuadrangular de tres carreras en la baja de la novena entrada frente a Ellis Kinder en la victoria por 6-3 sobre Boston el 23 de abril de 1953.

El dominicano Domingo Germán lanzó pelota de seis innings en blanco en su primera apertura en Grandes Ligas con Nueva York, que aun así cayeron en la pizarra 4-0 cuando Cleveland despertó al bate ante los relevistas Dellin Betances y Jonathan Holder. Un sencillo del cubano Yonder Alonso frente Betances para abrir el octavo episodio fue el primer imparable de los Indios.

Temas

Lee También

Comentarios