Domingo, 04 de Diciembre 2022

Gana el primer set: Djokovic seguirá en Australia sin estar vacunado

El juez Anthony Kelly, del Tribunal del Circuito Federal de Melbourne, ordenó implementar la liberación a la mayor brevedad posible, además de estas otras medidas

Por: EFE

Djokovic alegó que tenía una exención al haber dado positivo de COVID-19 el pasado mes de diciembre, y había recibido luz verde para viajar al país por parte de la Federación de Tenis y del gobierno de Victoria. AFP / ARCHIVO

Djokovic alegó que tenía una exención al haber dado positivo de COVID-19 el pasado mes de diciembre, y había recibido luz verde para viajar al país por parte de la Federación de Tenis y del gobierno de Victoria. AFP / ARCHIVO

La decisión permitiría a Djokovic participar en el Abierto de Australia que, de ganarlo, se convertiría en su 21 título de Gran Slam y superaría así al suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal. AFP / ARCHIVO

La decisión permitiría a Djokovic participar en el Abierto de Australia que, de ganarlo, se convertiría en su 21 título de Gran Slam y superaría así al suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal. AFP / ARCHIVO

Un variado grupo de personas, que mezcla antivacunas y ciudadanos de la comunidad serbia en Australia, llevan días dando su apoyo al tenista. AP / M. Baker

Un variado grupo de personas, que mezcla antivacunas y ciudadanos de la comunidad serbia en Australia, llevan días dando su apoyo al tenista. AP / M. Baker

Según las transcripciones divulgadas por el tribunal, un funcionario le informó cerca de las cuatro de la madrugada de que no le permitían la entrada en el país y le dio 20 minutos para presentar sus alegaciones. AFP / ARCHIVO

Según las transcripciones divulgadas por el tribunal, un funcionario le informó cerca de las cuatro de la madrugada de que no le permitían la entrada en el país y le dio 20 minutos para presentar sus alegaciones. AFP / ARCHIVO

Este lunes, el número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, consiguió el permiso de un tribunal de Australia para permanecer en el país a pesar de no estar vacunado contra el COVID-19. Sin embargo, el gobierno aún piensa expulsarlo.

Novak Djokovic llegó el pasado miércoles a Melbourne, con una exención médica para jugar el Abierto de Australia que se disputa este mes. No obstante, agentes de migración le cancelaron la visa y lo pusieron bajo custodia en un hotel, mientras que sus abogados presentaban una apelación en los tribunales.

El tenista alegó que tenía una exención al haber dado positivo de COVID-19 el pasado mes de diciembre, y había recibido luz verde para viajar al país por parte de la Federación de Tenis y del gobierno de Victoria.

Un tribunal de Melbourne, en el estado de Victoria, dio hoy la razón a Djokovic, que ha recibido el apoyo de decenas de personas que se han manifestado en Melbourne y de las autoridades de Serbia, su país de origen.

El juez Anthony Kelly, del Tribunal del Circuito Federal de Melbourne, ordenó al gobierno australiano implementar la liberación a la mayor brevedad posible, entregarle su pasaporte y sus efectos personales, y pagar los costes legales.

¿Djokovic podrá jugar en el Abierto de Australia?

La decisión judicial permitiría a Djokovic participar en el Abierto de Australia que, de ganarlo, se convertiría en su décimo título de ese torneo y su vigésimo primer Gran Slam y superaría así a sus rivales el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal.

Sin embargo, horas después de conocerse el fallo, un vocero  del Ministerio de Inmigración indicó que el ministro Alex Hawke está barajando usar sus poderes especiales para expulsar a Djokovic, decisión que se encuentra bajo consideración.

Encontronazo entre seguidores de Djokovic y la policía de Australia

La decisión del tribunal provocó escenas de celebración de los seguidores del tenista en las calles de Melbourne, donde la Policía tuvo que usar gas pimienta para dispersar a los fans cuando se abalanzaron hacia un coche en el que pensaban que viajaba Novak Djokovic.

Los altercados ocurrieron en Collins Street, justo enfrente de la oficina de los abogados de Djokovic, donde se reunieron los fans del serbio después de argumentar que su ídolo se encontraba en el interior del despacho manteniendo conversaciones con sus abogados.

Un variado grupo de personas, que mezcla antivacunas y ciudadanos de la comunidad serbia en Australia, llevan días dando su apoyo al tenista, sobre todo a las puerta de hotel Park, donde ha permanecido asilado.

La peor ola de COVID-19, a la llegada de Djokovic a Australia

El pleito judicial ha puesto en un aprieto a las autoridades australianas, que han aplicado una de las políticas más estrictas contra el COVID-19, con duras restricciones en las fronteras que impidieron durante meses a miles de australianos entrar o salir del país.

Ahora han relajado algunas medidas, pero exigen a los viajeros estar vacunados contra el COVID-19 para evitar la cuarentena, en medio de su peor ola de contagios y la dificultad para encontrar pruebas de antígenos.

Australia alcanzó este lunes un millón de contagios acumulados desde el inicio de la pandemia, casi la mitad registrados desde la semana pasada debido al fuerte impacto de la variante ómicron.

El caso de Djokovic contrasta con el de la tenista checa Renata Vorácová, detenida el sábado pasado después de que las autoridades australianas cancelaran su visado tras entrar con una exención similar a la del tenista serbio y abandonó el país.

La odisea de Djokovic en la aduana

Novak Djokovic pasó casi ocho horas en la aduana a su llegada a Australia, hasta que le informaron de que le negaban la entrada tras largas entrevistas; luego fue trasladado a un hotel.

Según las transcripciones divulgadas hoy lunes por el tribunal, un funcionario le informó cerca de las cuatro de la madrugada de que no le permitían la entrada en el país y le dio 20 minutos para presentar sus alegaciones.

El campeón de tenis, tras expresar su confusión, exclamó: "Me pone en una posición muy comprometida cuando a las cuatro de la mañana no puedo llamar al presidente de Tenis Australia, no puedo contactar con nadie del gobierno estatal de Victoria (...) No sé qué más puedo decirle. Quiero decir, hice todo lo que ellos... lo que se me pidió".

El funcionario le explicó que sería escoltado a un hotel gestionado por una empresa británica, Serco, contratada para custodiar a quienes se le ha denegado la entrada en el país mientras se gestionan sus alegaciones.

Algunos inmigrantes y solicitantes de asilo llevan años privados de libertad en estos centros.

"Envié el análisis de sangre de los anticuerpos y el nivel era suficiente y recibí permiso para entrar a Australia y obtuve la documentación que avalaba mi exención médica y la declaración de viaje del gobierno federal", comentó Djokovic.

De momento, el número uno del mundo ha conseguido que un tribunal le permita permanecer en Australia, pero el gobierno podría ordenar su expulsión de manera discrecional.

OF

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones