Martes, 21 de Enero 2020

Lupe Pintor, un boxeador sin límites

Tras una infancia difícil, alcanzó la gloria en el deporte de los puños 

Por: El Informador

Guadalupe Pintor realiza una sesión de entrenamiento en el año 1982. EL INFORMADOR/Archivo

Guadalupe Pintor realiza una sesión de entrenamiento en el año 1982. EL INFORMADOR/Archivo

Al hablar de ex campeones mundiales en la historia del boxeo nacional, sin duda alguna vienen a la mente los nombres de grandes leyendas del pugilismo mexicano como Marco Antonio Barrera, Ricardo “Finito” López, Rubén “Púas” Olivares, entre otros; pero cuando hablamos de grandes triunfadores, de quienes subieron al cuadrilátero a dar el ejemplo de cómo se pueden conseguir títulos y anteponerse a las adversidades, sin duda alguna tiene que estar el nombre del ex monarca mundial José Guadalupe “Lupe” Pintor Guzmán.

Lupe Pintor, quien selló su carrera profesional con récord de 56-14-2 (42 nocauts), ha compartido en diversas ocasiones cómo el deporte del boxeo lo acogió y lo ayudó a sobrellevar la difícil situación familiar por la que atravesó durante su adolescencia, pues luego de llevar una relación violenta con su padre, decidió huir de su casa y comenzó sus entrenamientos de box hasta que hizo su debut profesional en 1974. Y por ello señala que el boxeo, más que un deporte, puede ser una herramienta para refugiarse y salir de situaciones difíciles.

“Siempre cuando alguien por ahí inventa alguna cosilla pues se hace un borlote grande, un mitote, y a final de cuentas desprestigian este deporte tan maravilloso, que da oportunidad a tanta gente que venimos de situaciones difíciles desde niños, que nos refugiamos en ese deporte tan bonito, soñando, creyendo, trabajando, esforzándonos hasta llegar a la meta”, indicó.

Campeón mundial

En un combate polémico por la supremacía del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Lupe Pintor se consagró por primera vez en su carrera profesional como campeón mundial en peso Gallo luego de derrotar al mexicano Carlos Zárate por decisión dividida de los jueces.

Respecto a los desenlaces polémicos que se han presentado en la historia del pugilismo mundial, Lupe Pintor comenta que en esos casos siempre habrá controversias y muchos dirán que las peleas son pura mercadotecnia, aunque realmente detrás de todas esas contiendas por el título se trata de boxeadores que se han preparado desde hace tiempo.

“Siempre se ha manejado, en el boxeo en especial, que se venden las peleas, que se venden los campeones, eso no existe realmente. Arriba del cuadrilátero quien tiene una oportunidad de pelear por un título del mundo es porque ha venido haciendo una trayectoria muy importante hasta llegar a ese momento. Se pueden inventar mil cosas, pero arriba del cuadrilátero solamente hay que romperse el físico basado en una gran preparación”.

Después de ese triunfo polémico frente a Zárate, donde incluso fue enviado a la lona en el cuarto round del combate, Pintor comenzaría a escribir su propia historia de campeón, pues entre 1979 y 1982 conservó su título mundial de peso Gallo, y luego de ausentarse del boxeo profesional en 1983 a causa de un accidente automovilístico, entre 1985 y 1986 se consagró campeón del CMB en peso Supergallo tras derrotar a Juan Meza.

Retiro del ex campeón

En su primera defensa de la corona de peso Supergallo se enfrentó al tailandés Samart

Payakaroon, pero previo a la fecha del combate Lupe Pintor no dio el límite de peso de la división y perdió su título antes de subir al ring. Pese a ello, sostuvieron la pelea y Payakaroon se coronó como el nuevo campeón mundial tras noquear al mexicano en el quinto asalto. Tras este episodio, Pintor colgaría sus guantes durante los siguientes ocho años.

A sus 38 años de edad, decidió reaparecer en el mundo del boxeo en 1994, pero tuvieron que pasar tan sólo siete combates más en su carrera profesional para que decidiera retirarse de manera definitiva, pues luego de los malos resultados donde sólo ganó dos de esos siete duelos, finalmente decidió abandonar el ring en 1995.

Aún vive el recuerdo

En 1980, en una pelea celebrada en Los Ángeles, Guadalupe Pintor se enfrentó al galés Johnny Owen, a quien noqueó en el round 12. Pasaron los días y Owen no pudo recuperar la conciencia, entró en coma y falleció siete semanas después del combate en un hospital. Pese a este triste acontecimiento, Pintor ha compartido muchas veces que aún tiene vivo ese recuerdo y que fue la misma familia Owen la que lo alentó a no abandonar su carrera boxística.
 

Temas

Lee También