Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 24 de Septiembre 2018

La voluntad detrás del Super Bowl LII

Más de 30 mil personas buscaron ser voluntarios esta semana en Minnesota y sólo 10 mil lograron pasar las pruebas y quedarse

Por: Patricia Gallardo Name

Mark y Gene portan con orgullo una playera morada y mochila gris que los hace parte del grupo de entusiastas que hacen más agradable este evento. EL INFORMADOR / P. Gallardo

Mark y Gene portan con orgullo una playera morada y mochila gris que los hace parte del grupo de entusiastas que hacen más agradable este evento. EL INFORMADOR / P. Gallardo

Dentro de un evento masivo, en donde se recibe a gente de todas partes del mundo entre periodistas y fanáticos, hay cosas que se pueden planear: horarios, conferencias de prensa, espectáculos de medio tiempo, uniformes, mochilas, puestos y rutas de transporte, pero la amabilidad con la que te reciben todos los voluntarios del Super Bowl LII en Minnesota es totalmente espontánea y eso se nota.

Ser parte de un evento único es, sin duda, la motivación más grande para los más de 30 mil personas que buscaron ser voluntarios en la semana del partido más importante de la NFL. De estos, fueron 10 mil los que se quedaron y lograron pasar las pruebas de seguridad, la revisión de sus antecedentes, asistieron a las pláticas y a los entrenamientos durante semanas y que ahora, portan con orgullo una playera morada y mochila gris que los hace parte del grupo de entusiastas que guían a todos en las calles, centros comerciales y los eventos especiales previo al partido del domingo.

En su mayoría se ve a gente de la tercera edad, gente nacida y educada en Minneápolis y que está ansiosa por demostrarle al mundo que tienen mucho que aportar y que están, de verdad, enamorados de su ciudad, cosa que esperan que los visitantes hagan también.

Para formar parte de esto, tuvieron que recibir entrenamiento por parte de la policía para que sean capaces de detectar cualquier actividad que resulte sospechosa. Además, cursos de primeros auxilios para ayudar en caso de una emergencia.

Estas personas enfrentan las temperaturas que están bajo los cero grados centígrados todas las mañanas y se presentan desde temprana hora con toda la disposición de aportar a que este sea el mejor de todos los Super Bowls. Las jornadas son largas y la paga no es otra que la satisfacción de un trabajo bien hecho y claro, su uniforme que les queda como recuerdo. Además, ellos mismos deben ocuparse de sus gastos de hospedaje en hoteles que llegan a costar hasta 500 dólares (cerca de 10 mil pesos) por noche. También sus gastos de transporte: avión, taxis, autobuses, van por su cuenta.

Con todo esto, sorprende a muchos que de todos los seleccionados, solamente un 5% no se presentara a los entrenamientos y decidió declinar la invitación.

Se espera que, en total, la ciudad reciba a más de un millón de personas que asistirán para formar parte del partido entre los Patriots y Eagles. Si no quedan satisfechos con el partido, seguro lo harán con los voluntarios.

Las jornadas para los voluntarios son largas y la paga no es otra que la satisfacción de un trabajo bien hecho. EL INFORMADOR / P. Gallardo 

DR

Temas

Lee También

Comentarios