Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 17 de Julio 2019

Juan Pablo y Tridente llegan a su meta

La tercera edición del Triatlón OSM fue una muestra de que se pueden superar los límites 

Por: El Informador

Juan Pablo (centro), un menor de 11 años, cumplió un sueño al terminar el Triatlón OSM de la mano del equipo Tridente. EL INFORMADOR / J. Robles

Juan Pablo (centro), un menor de 11 años, cumplió un sueño al terminar el Triatlón OSM de la mano del equipo Tridente. EL INFORMADOR / J. Robles

Uno de los deportes más exigentes y atractivos que puede practicar el ser humano es el triatlón. La disciplina que se requiere, la preparación física y mental, son fundamentales para lograr la meta y ayer, esto se demostró en la Perla Tapatía con la tercera edición del Triatlón OSM, que forma parte del calendario premium de la Federación Mexicana de Triatlón.

El resultado fue lo de menos. Llegar a la meta, competir contra sí mismo, era lo más importante y así lo entendió Mario Bautista, pero sobre todo Juan Pablo, quienes juntos forman un gran equipo. La discapacidad no es impedimento para lograr cosas grandes, para llegar lejos y pasar la meta como lo que son, unos ganadores.

Juan Pablo tiene 11 años y no es la primera vez que compite en carriola en un evento de esta magnitud, ya estuvo en carreras, rutas ciclistas y ahora en un triatlón y muy pronto lo intentará a pie, una de sus más grandes metas.

LEER TAMBIÉN: Mexicanas logran plata en relevos 4x400 en Universiada Mundial

“Me fue muy bien, me gustó mucho, me gustaron mucho las carreras en el agua. Pasamos como un montón”, dijo Juan Pablo con una emoción evidente al pasar la meta.

Por su parte, Mario Quintero, coach del equipo Tridente, deporte incluyente, comentó: “Lo disfrutamos mucho, Juanpi me tenía algo preparado, me empezó a cantar en el trayecto unas canciones románticas, entonces en las subidas, que eran lo más pesado, subimos como si nada. El evento estuvo muy bien organizado, nos dieron muchas facilidades para estar y terminamos muy contentos”, comentó.

El andar de Juanpi y Mario comenzó en Fresnillo, Zacatecas, “cuando participó el primer ciego a nivel mundial en un Ultraman, y él decía que la sociedad no debe adaptarse a los discapacitados, sino que los discapacitados deben adaptarse a la sociedad y el mejor ejemplo es la estimulación que hay a los niños para que sean como cualquier ciudadano, sin que nadie se apiade de ellos, que sean como cualquier otro”, siguió Mario Quintero.

Se busca que el proyecto de Tridente, deporte incluyente, tenga cerca de 30 carriolas para que más niños puedan competir. La de Juan Pablo es la primera y van por la segunda.

En esta edición del Triatlón OSM participaron cerca de 600 atletas, distribuidos en cinco categorías distintas.

LEER TAMBIÉN: Valente Mendoza ya se había visualizado campeón del mundo

Temas

Lee También

Comentarios