Martes, 02 de Junio 2020

Frontón en tiempos de pandemia

La tapatía Laura Puentes se adapta a la cuarentena para entrenar en casa

Por: El Informador

La campeona panamericana espera que pase la alerta sanitaria para volver a utilizar su raqueta. TWITTER/@LauraPuentesVi

La campeona panamericana espera que pase la alerta sanitaria para volver a utilizar su raqueta. TWITTER/@LauraPuentesVi

¡Que no son vacaciones! ¡Que no son vacaciones! Ese y ningún otro es el reclamo más airado de estos días. Se dice en México y en China. Se le grita a quien se va de viaje a Guayabitos y a quien decide “cazar” pokemones en Italia.

Que no son vacaciones, es cuarentena, y aunque no todos la asuman como tal —ya sea por placer o necesidad—, hay quienes han modificado su estilo de vida con el afán de cuidar su salud y la de los demás. Un caso notorio es el de la frontenista Laura Puentes, la campeona de Juegos Panamericanos que ahora pasa sus días entre cuatro paredes.

Contrario a lo que pudiera pensarse el encierro no le permite levantarse tarde, pues el Sol aún no sale por Tonalá cuando ella tiene que alistarse para su primera clase en línea.

Apenas son las 06:30 horas cuando suena la alarma, es tiempo de tallarse los ojos, leer un poco acerca del tema en turno y ponerse frente al monitor. ¿Peinarse o lavarse la cara? Para nada, es mejor y más fácil ocultar la cámara.

“Hoy hicimos una videollamada y la maestra no se escuchaba nada, además la señal de su internet estaba mal y todo el tiempo se estuvo cortando, como cuando hablas por teléfono y a ratos dejas de escuchar a la otra persona, es un caos”, señaló la deportista.

Entre las 13:00 y las 15:00 horas es el tiempo para comer, después viene el primer entrenamiento de su doble sesión. Lagartijas, abdominales y trabajos de brazo predominan entre sus rutinas.

Desde una esquina, en una soledad que deprimiría a cualquiera, sus raquetas esperan a que pase la cuarentena para volver a sus tardes más gloriosas, porque “raquetear” dentro de la sala es algo impensable.

Aún en su aislamiento Laura entrena de las 15:00 a las 16:00 horas y de las 19:00 a las 20:00. En su currículum ostenta diversos podios mundialistas, y es por eso que una atleta de su talla no puede permitirse la inactividad.

Los días han cambiado su curso y no son horas ordinarias, pues lo que antes era cotidiano hoy se ha vuelto una proeza, tal como los entrenamientos de Laura.
 

Coronavirus

Temas

Lee También