Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 21 de Julio 2018

De Pyeongchang a Beijing

Los recién concluidos Juegos invernales generaron historia y otro capítulo oscuro de dopaje

Por: El Informador

Históricos. Los Juegos en PyeongChang trajeron varios momentos que quedarán grabados en la memoria por un buen tiempo. NTX

Históricos. Los Juegos en PyeongChang trajeron varios momentos que quedarán grabados en la memoria por un buen tiempo. NTX

El Comité Olímpico Internacional (COI) ha dado un claro indicio al llevar a los Juegos hacia el Oriente. Asia tendrá tres sedes consecutivas, tras la de Pyeongchang, que acaba de concluir; la de Tokio, en los de verano de 2020, y la de Beijing, en los próximos de invierno, en 2022.

Los Juegos se terminan con las dos Coreas unificadas en las ceremonias de apertura y clausura y en el hockey femenino, con Noruega como país líder, con varios nombres que pasarán a la historia grande del deporte, con la novedad de los atletas rusos compitiendo bajo la bandera olímpica, con más de 30 récords olímpicos o mundiales y con los casos de doping que no dan respiro.

Noruega ganó el medallero gracias al oro logrado por su gran estrella, Marit Björgen, en la última prueba del evento, los 30 kilómetros de esquí nórdico.

Hace 30 años, en Calgary 1988, Noruega apenas logró cinco medallas y ningún oro. En Pyeongchang, batió el récord histórico de medallas con 39 (14 oros), dos más que Estados Unidos en Vancouver 2010 (37).

Alemania terminó en el segundo lugar, con igual cantidad de doradas, pero cuatro plateadas menos que los noruegos. En el último día, los germanos perdieron 4-3 en la prórroga de la Final del hockey sobre hielo ante el equipo de Atletas Olímpicos de Rusia(OAR) que desafió al COI al cantar el himno ruso durante la ceremonia de entrega de medallas, pero compitiendo bajo bandera olímpica, después de que el organismo suspendiese a Rusia por el plan sistemático de dopaje a sus atletas en Sochi 2014. Horas antes, el COI había decidido mantener la prohibición a los atletas de desfilar con la bandera rusa en la ceremonia de clausura.

La atleta rusa de bobsleigh, Nadezhda Serguéieva, posó en la villa olímpica con una camiseta con la frase “Yo no me dopo”. Paradójicamente, fue la única mujer que dio positivo en una prueba de dopaje, por trimetazidina, un medicamento para el corazón que se encuentra en la lista de sustancias prohibidas.

El otro caso fue del también ruso Aleksandr Krushelnitskii (bronce en la prueba mixta de curling) quien dio positivo por meldonium y admitió una violación de las reglas antidopaje.

Mauricio Giaconía

Temas

Lee También

Comentarios