Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 23 de Mayo 2018

Cuando Necaxa silenció al Jalisco

El 13 de diciembre de 1998 los Rayos partieron el sueño rojiblanco de conquistar la estrella 11 en el coloso de la Calzada Independencia

Por: El Informador

Sergio Vázquez (derecha) puso el último clavo en el ataúd rojiblanco. El Jalisco enmudeció, pues se escapaba el campeonato. MEXSPORT/ARCHIVO

Sergio Vázquez (derecha) puso el último clavo en el ataúd rojiblanco. El Jalisco enmudeció, pues se escapaba el campeonato. MEXSPORT/ARCHIVO

La Jornada 3 del Clausura 2018 tendrá como uno de sus duelos más atractivos la visita que las Chivas le harán al Necaxa en Aguascalientes, en choque de equipos que no han tenido el mejor arranque de torneo.

Contrario al momento que actualmente viven estas dos instituciones, la memoria de los aficionados de ambos equipos evoca al torneo Invierno 1998, siendo la única ocasión en la historia de los certámenes cortos en la que el Guadalajara y los Rayos se vieron las caras para definir a un nuevo campeón del futbol mexicano.

La tarde del 13 de diciembre de 1998 fue de auténtico dolor para los rojiblancos al perder de manera increíble el que pudo haber sido el campeonato número 11 de su historia, mientras que para los capitalinos fue de verdadera gloria al levantar su tercer gallardete de campeón en apenas tres años, sin ser considerados como favoritos para imponerse a un equipo del Guadalajara que en cuanto a nombres parecía contar con mayor calidad.

El camino

Para verse las caras en la gran cita del futbol mexicano, Chivas y Necaxa vivieron escenarios parecidos.

Los tapatíos, dirigidos por Ricardo “Tuca” Ferretti, terminaron en el tercer lugar de la tabla general tras haber acumulado 34 unidades en 17 encuentros, mientras que los Rayos se ubicaron un escalón por debajo al sumar 32 puntos para situarse en el cuarto lugar.

En los Cuartos de Final, Chivas dejó en el camino a conjunto del Morelia tras golearlo por marcador global de 5-2. Por su parte, Necaxa dejó fuera a los Tecos al reponerse de un 2-0 en contra para terminar ganando la vuelta por marcador de 3-1.

Ya en Semifinales, el Guadalajara venció de manera agónica a los Pumas de la UNAM por marcador global de 2-1.

Aunque parecía que la Final soñada para todos los tapatíos se daría en este torneo, los Rayos volvieron a reponerse de una desventaja de dos tantos para vencer a los rojinegros del Atlas por marcador global de 3-1, mismo que les dio el boleto a la disputa por el título.

Ramón Ramírez controla el balón ante la marca de Alex Aguinaga. MEXSPORT/ARCHIVO

180 minutos sin gol rojiblanco

El juego de ida

El Estadio Azteca volvió a vestirse de rojiblanco, aunque no por su anfitrión, sino por la visita que atiborró el graderío para presenciar la ida de la Final, misma que se llevó a cabo la noche del 10 de diciembre de 1998.

Aunque la algarabía y los reflectores fueron muchos, en la cancha el espectáculo no fue el esperado y ambos equipos terminaron por firmar el empate sin goles.

A falta de cinco minutos para que concluyera el partido, el Necaxa se quedó con 10 hombres luego de que el árbitro Arturo Brizio expulsara al mediocampista chileno Eduardo Vilches por una dura entrada sobre el delantero de los tapatíos, Ricardo Peláez.

El juego de vuelta

El Estadio Jalisco parecía un volcán que estaba a punto de hacer erupción, ya que desde dos horas antes del silbatazo inicial, las tribunas lucían llenas para presenciar el encuentro definitivo por el campeonato.

El optimismo y la confianza se desbordaban en el graderío y en la cancha, la mesa estaba puesta para que el Guadalajara levantara su decimoprimer campeonato de Liga, pero nada estaba escrito y con el transcurrir del tiempo las risas se convirtieron en lágrimas.

Chivas tuvo la oportunidad de inaugurar el marcador al minuto 25 del primer tiempo. Pascual Rebolledo, el árbitro central de aquella tarde, señaló un penal a favor de los locales, pero fue ahí cuando la debacle comenzó para el Rebaño.

Alberto Coyote, quien nunca se había caracterizado por aparecer en estas situaciones, dejó la esférica a modo para que el arquero Adolfo Ríos alcanzara a detener su disparo.

Para el minuto 54, Necaxa anotó el primer tanto de la tarde, cortesía de Salvador Cabrera, quien disparó desde las afueras del área tras una estupenda jugada del “Ratón” Zárate para dejar sin oportunidad al arquero Martín Zúñiga.

El campeonato se acercó a las vitrinas necaxistas al minuto 89, cuando Sergio Vázquez marcó el segundo de la tarde al simplemente empujar la esférica tras una serie de gambetas de Carlos Hermosillo.

MOMENTOS INOLVIDABLES

García dijo que no
Luis García, uno de los goleadores del Guadalajara en aquel torneo, se negó rotundamente a cobrar la pena máxima que pudo significar la ventaja para los tapatíos.

Pese a ser uno de los cobradores oficiales, el artillero mexicano hizo caso omiso al balón y simplemente se alejó del área para cederle el disparo a un inexperto Alberto Coyote que convirtió a Adolfo Ríos en el héroe de la tarde.

Un De la Torre contra Chivas
Contra su historia y probablemente también contra su voluntad, pero José Manuel “Chepo” de la Torre, hermano, primo y sobrino de grandes figuras del Guadalajara, se coronó campeón con el Necaxa en aquella ocasión.

Tras haber ganado el título con Chivas en la cancha del Jalisco durante la temporada 1986-1987, el “Chepo” volvió a levantar la Copa ante su gente, aunque en esta ocasión no fueron aplausos, ni ovaciones las que recibió.

Manolito y el maldito poste
El primer tiempo de aquella disputa pudo haber sido para el Guadalajara, pero los disparos de Manuel Martínez y Claudio Suárez terminaron por estrellarse en el poste de la portería de Ríos.

Primero fue Suárez quien se atrevió a disparar de media vuelta desde las afueras del área, pero el esférico pegó en la base del poste derecho.

Luego, Martínez volvió a intentarlo con un fogonazo desde tres cuartos de cancha que pegó en la parte superior del mismo madero.

 

Temas

Lee También

Comentarios