Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 22 de Septiembre 2019

La mina que escapó a la Conquista

Un secreto prehispánico que estuvo oculto por cerca de 500 años ahora es un atractivo de la zona de Taxco 

Por: SUN

Un pedazo de historia que se conserva a la perfección. EL UNIVERSAL

Un pedazo de historia que se conserva a la perfección. EL UNIVERSAL

En la profundidad del Hotel Posada de la Misión en Taxco se guarda un tesoro. Sí: una mina con mucho oro, plata y cuarzo y, sobre todo, llena de cultura, de historias, de leyendas y de mitos. Es una mina que los nativos de Taxco, los chontales, explotaron en los años 1400 y que la cerraron para que no la tomaran los españoles.

La mina fue descubierta en 2013, cuando los dueños de un bar que estaba en lobby del hotel lo remodelaban. Los albañiles excavaban para bajar el piso del bar porque los parroquianos se golpeaban la cabeza constantemente con una viga.

Mientras sacaban tierra, se toparon una cavidad, era un pozo que les llevó a una profundidad desconocida.

El plan cambió, la remodelación del bar se suspendió y comenzó la exploración de ese pozo. Bajaron y se dieron cuenta que había caminos. Se les vino la hipótesis más obvia: Estaban ante una mina. Acertaron. Entonces llamaron a ingenieros que trabajan para la empresa minera Grupo México y lo confirmaron, pero detectaron varias diferencias: habían trabajos de minería pero muy superficiales, muy rudimentarios, como algo que había pasado hace muchos años.

Posteriormente, dieron aviso al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). A la mina acudieron los antropólogos, primero pensaron que era una mina colonial, pero después confirmaron que se trataba de una mina 100% prehispánica.

Alfonso Martín Macotello, hace cinco años era un rescatista de cavernas. Trabaja en Iguala. En abril de 2014 recibió una llamada para ofrecerle trabajo. Tenía que supervisar y apoyar a los 35 trabajadores que hacían excavaciones en la mina recién descubierta. Aceptó el trabajo.

Ahora Alfonso es uno de los principales guías y se ha convertido en estudioso de la mina prehispánica. Explica que esta mina es la única en su tipo en Guerrero y también la única del país abierta al público. Hasta hace poco, se pensaba que la más antigua era la de El Socavón del Rey, la primera que fue explotada por los españoles en Taxco.

Ésta no se conocía porque los chontales, cuenta Alfonso Martín, la resguardaron para evitar que los españoles también la explotaran pero, dice, hay indicios de que los antiguos pobladores de Taxco la trabajaron en los años 1400 y en los inicios de 1500.

La acción de los chontales provocó que hoy esta mina prehispánica esté llena de minerales y de historias. 

LEER TAMBIÉN: Magia y tradición

Temas

Lee También

Comentarios