Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Agosto 2018

Cultura

Elina Garanca, una voz letona enamorada

La mezzosoprano se presentará en el Conjunto de Artes Escénicas; interpretará zarzuelas y arias

Por: El Informador

El sábado 27 de enero, en la voz de Elína Garanca resonarán piezas de Glinka, Chaikovski, Cilea, De Falla y Bizet. ESPECIAL

El sábado 27 de enero, en la voz de Elína Garanca resonarán piezas de Glinka, Chaikovski, Cilea, De Falla y Bizet. ESPECIAL

La aclamada mezzosoprano letona Elína Garanca regresa a México, esta vez para presentar tres conciertos. Uno de ellos será en la Sala Plácido Domingo del Conjunto de Artes Escénicas, donde la acompañará la Orquesta Filarmónica de Jalisco bajo la dirección de Constantine Orbelian. Nacida en Riga (Letonia), Elína debutó en la ópera a finales de los años 90. A la fecha incluye en su repertorio papeles estelares de óperas de Mozart, Rossini, Donizetti, Bellini y Bizet.

El sábado 27 de enero resonarán piezas de Glinka, Chaikovski, Cilea, De Falla y Bizet, en un recital imperdible para los amantes del bel canto. Recién llegada a México, Elína platicó vía telefónica sobre su carrera, sus planes y sus presentaciones en el país.

—Te has definido como una cantante de ópera freelance, ¿cuáles son las principales dificultades de ser una cantante de ópera en el siglo XXI?

—Se deben tener muchas cosas. La voz, obvio, es lo primero para serlo. Pero luego hay que tener bien puesta la cabeza, porque este negocio es muy duro y se vive rápido. Se debe saber qué hacer, cuándo y por qué, cómo comunicarse con los teatros, los agentes, para que no abusen.

—Son tres conciertos los que darás en México, ya has estado antes, ¿cómo ha sido tu experiencia?

Me encanta México, la comida, la gente, el clima: me tratan como reina donde quiera que voy, son muy amables y entusiastas de la música clásica. Es sorprendente el seguimiento. Por ejemplo, en el Metropolitano (de Nueva York) ponen las transmisiones en HD y en el Auditorio Nacional y se llena, es sorprendente. Los conciertos que he dado aquí me ha ido muy bien hasta ahora, es muy emotivo.

—¿Nos platicarías del repertorio que cantarás en Guadalajara?

Trato de dar un concierto en el que se muestre la completa capacidad de mi voz. Por ejemplo, cantaré dos arias de Adriana Lecouvreur (de Francesco Cilea) y dos de Sansón y Dalila (Camille Saint-Saëns). No creo que debería limitar mi repertorio sólo por ser mezzosoprano, si la voz tiene la flexibilidad de alcanzar tesituras más arriba o abajo, ¿por qué no hacerlo? En un recital se pueden poner las arias que queramos. Es la música que amo, y creo que a mi voz le queda muy bien, a mi sentimiento y mi carácter. Por supuesto, trato de incluir otras cosas para no repetir lo que ya canté en México. También canto zarzuelas, que ha sido un gran descubrimiento para mí, hace ya algunos años. Me enamoré de la música española.

—¿Cómo fue tu descubrimiento y relación con esta tradición española?

—Fue principalmente por mi esposo (el director de orquesta Karel Mark Chichon), que nació en Gibraltar. Ahora vivimos en España. Y, obvio, por Teresa Berganza, Victoria de los Ángeles, Domingo y Carreras, cantantes muy famosos y activos que promueven la zarzuela. La zarzuela es como la opereta, si vemos la partitura vemos que es música muy profunda y lo difícil que es interpretarla bien. He notado que es un poco provocador que yo venga del Norte, rubia y de ojos azules, para cantar zarzuela.

—¿Qué es lo más difícil de cantarla?

—Creo que a veces hay que pronunciar muchas palabras en muy poco tiempo. Se puede hablar o entender español, el estilo de vida de la gente; pero hay un acento especial, como en Andalucía, que ayuda a cantar zarzuela. El español en general tiene muchas palabras breves. Por ejemplo, al cantar “Carceleras” hay muchas palabras que deben pronunciarse rapidísimo, llevarlas del cerebro a la lengua. No hay que estresarse, pero toma tiempo aprenderlo.

—Vas a cantar varias arias de “Carmen”, de George Bizet. Hace poco hubo una polémica por el cambio del final en una nueva producción: Carmen no muere, sino que asesina al hombre. ¿Qué opinión tienes de esta nueva versión de “Carmen”?

—Cómo decirlo… cuando se busca poner un efecto para afectar la trama, creo que no sirve a la historia ni a la música. “Carmen” se ha puesto tantas y tantas veces, y se puede cuestionar si poner un cambio tan impactante al final le resta atención al resto de la pieza con tal de tener un escándalo. No he visto la producción, no sé cuál es la idea detrás. Algo rápido es comparar con Tosca, si no brincara al final: todos tenemos la gran pregunta, ¿por qué? Pero creo que es bueno que el público se haga esas preguntas; no siempre hacerlos felices o explicarles todo, sino que regresen a casa pensando lo que vieron. Pero es un momento muy tradicional, sabemos que se canta después del asesinato de Carmen: me resulta difícil entender cómo se resuelve.

—Estos tres conciertos en México son tus primeros del 2018, ¿cuáles son tus planes para el año?

—Tengo un par de nuevas producciones. Después de México iré a Múnich donde cantaré “Carmen”, con Bryan Hymel, luego algunos conciertos con el maestro Christian Thielemann. Tengo una nueva producción para Viena para mayo, de “Sansón y Dalila”, de Saint-Saëns, después una gira con la Filarmónica de Viena, mi festival, Garanča & Friends (en Austria), abriré la temporada del MET con “Sansón y Dalila” y preparo mi siguiente disco, que grabaremos quizá en noviembre.

TOMA NOTA
Sobre el evento

Elína Garanca con la Orquesta Filarmónica de Jalisco en el Conjunto de Artes Escénicas, sábado 27 de enero, 20:30 horas. Boletos: de 550 pesos a 1,500 pesos.

Temas

Lee También

Comentarios